Definición de Actos Vandálicos

Actos-vandalicosAntes de abordar el concepto de actos vandálicos, es pertinente recordar quiénes eran los vándalos, el pueblo que da nombre a unas acciones caracterizadas por la violencia.

El pueblo vándalo existió en el mundo antiguo y provenía del norte de Europa, de los actuales países Bálticos. A principios de la era cristiana ocuparon el actual territorio de Alemania y Polonia y entraron en conflicto con otros pueblos, como los godos. Con posterioridad fueron ocupando zonas del sur de Europa (la península ibérica) y el norte de África. Han pasado a la historia como parte de los grupos bárbaros que invadieron los dominios del Imperio Romano y fueron conocidos por su capacidad destructiva.

A finales del siglo XVlll los franceses utilizaron el término vandalismo para mencionar acciones violentas y devastadoras por parte de ciertos colectivos.

Aclarado ya el término vándalo o vandalismo en su sentido histórico, a continuación pasamos a analizar la idea de actos vandálicos. Se trata de acciones destructivas y violentas realizadas por colectivos minoritarios en el marco de manifestaciones sociales.

Ocurre con relativa frecuencia que en un contexto social de protesta hay un sector de personas violentas que se camuflan entre un gran número de individuos para llevar a término acciones contrarias a la propiedad privada, contra el mobiliario urbano y contra las fuerzas policiales. E incluso se podría afirmar que tales comportamientos se oponen a las normas básicas de civismo.

Los medios de comunicación relacionan los actos vandálicos con algunos colectivos concretos (antisistema, antiglobalización, sectores radicales de las hinchadas de los equipos de fútbol, grupos neonazis...). Sea cual sea el tipo de colectivo, los actos de vandalismo son ilegales, violentos y moralmente rechazables. En este sentido, hay una cierta polémica en relación a la legitimación de la violencia en algunas circunstancias extremas. Para algunos puede haber una justificación de los actos violentos en algunas circunstancias, mientras otros consideran que son siempre inaceptables.

Los actos vandálicos se realizan bajo el amparo de una protesta que puede ser legítima y justificada. De esta manera, el vandalismo suele formar parte de una actuación general de tipo reivindicativo y normalmente con un sentido social. Sin embargo, quienes cometen los actos vandálicos no tienen por qué compartir las protestas, puesto que su objetivo es provocar el terror y la devastación.

Definición Siguiente >>