Definición de Administración Pública

administracion-publicaSe entiende por administración pública el conjunto de sistemas y procedimientos mediante los cuales un estado organiza una serie de servicios para la ciudadanía. De esta manera, el gobierno de cada nación es el responsable de organizar y gestionar los intereses generales de los ciudadanos y para ello es necesaria una norma legal en la que se especifiquen todas las actividades y servicios propios de la administración. Se podría afirmar que la administración pública actúa como intermediario entre los ciudadanos y el estado.

Aspectos generales en la administración pública

Cada nación tiene sus organismos particulares que conforman el conjunto de las administraciones públicas. En líneas generales se puede hablar de tres estructuras diferenciadas: el estado central, las regiones, federaciones o autonomías y las entidades locales o ayuntamientos.

En las naciones democráticas el poder de las administraciones públicas está limitado por las leyes, es decir, por el estado de derecho. Este mecanismo tiene el propósito de evitar cualquier hipotético abuso por parte de los organismos públicos del estado.

Cada estructura administrativa u organismo tiene sus propios recursos, los cuales se obtienen de las dotaciones económicas de los presupuestos anuales del estado. Al mismo tiempo, cada organismo tiene su propio organigrama y recursos humanos (los empleados públicos o funcionarios son los trabajadores que realizan las gestiones de la administración pública).

En los últimos años los sistemas burocráticos de la administración pública están siendo complementados por una administración electrónica.

Los servicios públicos más característicos dentro de la administración pública

Si bien cada constitución nacional establece sus criterios sobre cuáles deben ser los servicios públicos asumidos por el estado, los más comunes y extendidos son los siguientes: servicios sanitarios, educativos, los relacionados con la seguridad ciudadana, transporte público, servicios sociales, planes públicos de vivienda, protección civil, medios de comunicación públicos o servicios postales.

Estos y otros servicios conforman el denominado estado de bienestar de las naciones. Los modelos de estado de bienestar determinan los servicios que reciben los ciudadanos. En cualquier caso, las prestaciones y servicios gestionados por las administraciones públicas tienen como objetivo servir al conjunto de la ciudadanía (por este motivo se habla del universalismo).

Muchos de los actos cotidianos que realizamos tienen una relación con alguna administración pública. Así, una partida de nacimiento, una multa de la policía, un permiso urbanístico o un subsidio social son gestiones concretas que están enmarcadas en el ámbito de las administraciones públicas.

Imagen: iStock. selimaksan

Definición Siguiente >>