Definición de Antropófagos

El término antropófago viene del griego y significa literalmente el que come hombres. Se emplea esta palabra para referirse a los animales que se alimentan de carne humana. En este sentido, hay que indicar que la antropofagia hace referencia a la acción de comer carne pero no sangre, pues en este caso se hablaría de hematofagia.

Un caníbal no es un antropófago

Según su estricta definición un caníbal (la persona que se alimenta de carne humana) sería un antropófago. Pero en realidad esto no es así. La denominación de antropófago se refiere exclusivamente a un animal y caníbal es cualquier ser vivo (incluido el ser humano) que se alimenta de individuos de su misma especie. Por lo tanto, antropofagia y canibalismo son dos cuestiones diferentes.

Ejemplos de animales antropófagos y de canibalismo

Desde el punto de vista de la zoología los animales no son estrictamente antropófagos, ya que su alimentación no se basa en la carne humana. Por lo tanto, la antropofagia debe entenderse como una circunstancia atípica en la que ciertos animales atacan a las personas para comérselas. Entre los animales que potencialmente pueden alimentarse de carne humana hay que destacar a los grandes felinos (por ejemplo, el tigre, el león, el jaguar o la pantera), los osos y algunas especies de tiburones.

Con respecto al canibalismo entre animales, se produce normalmente en aquellos casos en los que un animal se come a sus crías por falta de alimento y debido a su instinto de supervivencia (este fenómeno es corriente entre los felinos, los cocodrilos o los peces). Entre los humanos el canibalismo es una práctica que solamente se ha dado en algunas tribus remotas, en relación con algún tipo de ritual sagrado o bien en aquellas circunstancias en las que un individuo tiene algún trastorno mental.

Monstruos antropófagos

El interés por los animales antropófagos puede analizarse desde dos perspectivas: como consecuencia del temor de los hombres por ciertos animales salvajes o en relación con relatos mitológicos y leyendas sobre monstruos devoradores de seres humanos.

El tigre o el león son animales que históricamente han sido temidos porque han provocado la muerte de muchas personas. Este hecho ha quedado de manifiesto en algunas zonas de la sabana africana o de la India. Por otra parte, los ataques de tiburones han sido abordados en el cine.

En la mayoría de relatos mitológicos hay referencias a fieras y monstruos que devoran a hombres. Estas historias tienen una doble lectura, ya que por una parte aluden al temor ancestral hacia los animales salvajes y, por otro lado, hacen referencia al elemento simbólico de ciertos animales. En este sentido, algunos estudiosos de la mitología consideran que las referencias a criaturas y monstruos que se alimentan de humanos son una metáfora de la encarnación del demonio o de las fuerzas del mal.

Imagen: Fotolia. Aljulew

Definición Siguiente >>