Definición de Beneficio

BeneficioLa actividad empresarial se pone en marcha con un objetivo prioritario: la búsqueda de un beneficio. Y el beneficio es el resultado final que se obtiene por la diferencia entre los ingresos obtenidos y los gastos generados.

La obtención de beneficios requiere de una estrategia empresarial compleja. Hay que conocer a fondo el mercado relacionado con el producto o servicio que se va a vender. Es necesario conocer a las entidades competidoras. Hay que realizar una inversión inicial y trazar un plan de actuación. La comunicación y el marketing son elementos importantes en la estructura global. Estos aspectos son simplemente medios para que el beneficio sea el mayor posible.

Normalmente una parte de los beneficios se dirige nuevamente a la entidad que los ha creado, realizándose inversiones para que la mecánica empresarial continúe.

Si bien el objetivo prioritario es el beneficio, no es menos importante el volumen de gastos, pues ambos factores están relacionados. Es habitual escuchar a empresarios que afirman que si no es posible incrementar los ingresos, hay que reducir los gastos.

El concepto de beneficio no sólo es aplicable a la economía. Tiene sentido decir que hemos salido beneficiados por algo cuando consideramos que tenemos una gratificación final, y que puede consistir simplemente en sentirnos mejor. En este sentido, el beneficio está siempre relacionado con la finalización de algo. Empresarialmente, cada año se hace balance y el resultado es un nivel concreto de beneficios. En lo personal sucede lo mismo; hacemos algo y al acabar valoramos si ha habido o no un beneficio concreto. Incluso ocurre que los beneficios sean considerados como ventajas de algo que se oponen a unos inconvenientes. Se habla de los beneficios de dejar de fumar, de los que se obtienen con los hábitos saludables, los del esfuerzo de los estudiantes... Estas ventajas que se consiguen son beneficiosas, pero hay que pagar un precio para ello. Hay personas que están dispuestas a sacrificarse para lograr un beneficio final y otras renuncian de antemano al sacrificio.

Uno de los sentidos del término que aquí analizamos tiene una valoración distinta. Sucede cuando se hace algo no para el propio beneficio sino para el de otra persona o entidad. Son las acciones benéficas. En ellas, la acción realizada provoca una doble rentabilidad, ya que al dar a los demás se tiene paralelamente la sensación de haber ganado algo.

Definición Siguiente >>