Definición de Calidad

CalidadCualquier utensilio, dispositivo o servicio puede presentarse de distintas maneras: con materiales y técnicas diversas, con diseños simples o sofisticados, con precios asequibles o caros, etc. Así, todo es susceptible de tener un grado determinado con respecto a un aspecto (apariencia, utilidad, durabilidad...). Se dice que algo tiene calidad cuando tiene características positivas.

La calidad es un concepto relativo, ya que hay implícito una comparación de una cosa con otra (si digo que algo no tiene ninguna calidad es porque otra cosa similar sí la tiene).

La idea de calidad está vinculada al consumo. Adquirimos productos y bienes e intentamos que el dinero que nos gastamos esté en consonancia con la calidad de aquello que hemos comprado. Tenemos la aspiración de encontrar cierto equilibrio entre nuestras expectativas antes de poseer un objeto y la satisfacción que tenemos cuando se encuentra en nuestras manos. La calidad sería como el termómetro que mide nuestra satisfacción.

La calidad tiene relación con el dinero. De hecho, se emplea la relación calidad-precio para evaluar la correcta relación entre ambos aspectos. La finalidad de cualquier acto de consumo es, precisamente, que tenga una correcta relación entre la calidad del bien y el dinero que hemos pagado por él.

Hay muchos factores que determinan que algo sea considerado de calidad. La materia prima empleada es fundamental porque condiciona cualquier otro aspecto. El procedimiento utilizado para su elaboración también juega un papel relevante (no es lo mismo un producto artesanal que algo similar hecho en serie). El servicio vinculado con el bien adquirido es igualmente esencial. De esta manera, diremos que algo posee calidad en función de parámetros diferentes.

En la actualidad hay normas generales para determinar y garantizar que existe la calidad en un bien de consumo. Estas normas son conocidas como ISO y sirven para comunicar al consumidor que el objeto o bien adquirido tiene una calidad demostrable. Las normas ISO forman parte de los sistemas de gestión de calidad (conocidos por las siglas SGC), que pretenden que todas las actividades y procesos que intervienen en la fabricación tengan la mayor calidad posible.

Calidad de vida

Cuando queremos expresar la idea de equilibrio personal en nuestra realidad cotidiana utilizamos el concepto de calidad de vida. Cada individuo tiene su propio criterio sobre qué es realmente la calidad de vida, aunque probablemente hay aspectos compartidos por la mayoría (vivir sin preocupaciones económicas, sin estrés, haciendo aquello que nos satisface y con la salud necesaria para que todo ello sea posible).

El concepto de calidad de vida expresa en ocasiones el anhelo de una existencia con comodidades suficientes para que nuestra realidad diaria resulte gratificante.

Definición Siguiente >>