Definición de Célula Animal

celula_animalLa célula animal es aquella célula con núcleo y que se ve imposibilitada de generar su propio alimento como sucede con las células vegetales. La misma es propia de organismos pluricelulares y tiene características propias que la diferencian de otro tipo de células.

La célula animal es aquella que tenemos presentes como seres humanos, célula producto del proceso evolutivo y que presenta características distintivas como consecuencia del mismo; en efecto, es fácilmente distinguible de células que conforman bacterias, hongos o vegetales.

La aparición de la célula animal

La vida aparece sobre la faz de la tierra hace millones de años y si bien existen muchas dudas a la hora de considerar como esta se desarrolló, lo cierto es que primero aparecieron organismos unicelulares en el mar. Los mismos carecían de núcleo, estando el ADN junto sin una protección particular. Pensemos que en este momento de la historia la atmosfera de nuestro planeta era radicalmente distinta a lo que es ahora; en efecto, la misma tenía una proporción de oxígeno mucho menor a la que conocemos, la vida tal como hoy la concebimos hubiera sido imposible en ese momento.

En este contexto hacen su aparición bacterias con la capacidad de generar fotosíntesis, de la misma manera que sucede con los vegetales; estas bacterias comenzarían un proceso de lento cambio en la conformación de la atmósfera porque consumían dióxido de carbono y desechaban oxígeno en el procese de generar su alimento. La aparición de los vegetales también contribuiría a este proceso y este hecho hizo posible la aparición de los animales con sus células características, células que requieren del oxígeno para poder mantenerse con vida.

Algunos rasgos

La célula animal tiene un núcleo en donde está contenido el ADN. Esto significa que el mismo es recubierto por una membrana que lo separa del resto de las estructuras presentes; dentro de las mismas podemos nombrar a las mitocondrias, al lisosoma, al aparato de Golgi, al retículo endoplásmico, al centriolo, etc.

A diferencia de los vegetales, una célula animal carece de una barrera celular; la misma es la que le da una consistencia rígida a los vegetales, consistencia que persiste por un tiempo una vez que éstos mueren. Una célula animal carece también de los cloroplastos, elementos presentes en los vegetales y que le sirven para generar su alimento; en efecto, una célula animal siempre será parte de un organismo heterótrofo, es decir, de un organismo que necesita alimentarse de otros para vivir.

Definición Siguiente >>