Definición de Censura



La censura es toda forma de entorpecimiento en la difusión o circulación de ideas, opiniones, informaciones o datos mediante medios de comunicación, sea cual sea el soporte de estos: gráfico, radial, televisivo, multimedia, libros, representaciones teatrales, filmes. En la mayoría de los países, la censura constituye un obstáculo para el pleno ejercicio del derecho a la información, aunque deberemos hablar en ciertos casos de censura directa o de censura indirecta en otros.

Partamos de la base: el derecho a la información es un derecho (humano) que poseen todas las personas. Por esto, se dice que es universal, puesto que desde los propietarios de medios hasta el ciudadano común son sujetos activos de este derecho. Este derecho les otorga la facultad de recibir, buscar y difundir información (que pueden ser también opiniones o ideas) por cualquier soporte mediático, sin limitación de fronteras, y sin censura previa. Es decir, ningún contenido, por más que pueda dañar a un tercero, puede ser susceptible de ser censurado, pues esto constituye una violación al derecho humano antes explicado. Todas las responsabilidades que pudiera acarrear la publicación de un contenido deben ser ulteriores, es decir, posteriores a su publicación.

Aunque cada país puede tener su forma específica de reconocer el derecho a la información, y la limitación a la censura previa, dentro de sus textos constitucionales, hay textos de pactos o tratados internacionales que podemos citar, sobre todo para poner en evidencia también el consenso y el carácter universal que tiene el derecho a la información. Uno de ellos es el artículo 13 del Pacto de San José de Costa Rica, que dio lugar a la Convención Americana sobre Derechos Humanos. En este artículo, titulado “libertad de pensamiento y expresión”, además de reconocerse en el derecho a la información y de abolir la censura previa, establece que los espectáculos públicos pueden estar sometidos a lo que se denomina “calificación previa” que es algo muy distinto a la censura: la calificación previa informa al espectador, por ejemplo de un filme que será reproducido por un canal de televisión abierta, qué tipo de contenidos tiene dicho filme, y para que edades está apta su visualización.

Ahora, distinguiremos entre lo que se llama censura directa, y lo que se denomina censura indirecta. La censura directa es la que ejerce un poder del Estado o una autoridad administrativa, y se ordena no publicar o difundir determinado contenido por algún medio (sin importar su soporte). En cambio, la censura indirecta está ejercida por otros actores por fuera de los poderes de Estado: por ejemplo, cuando una emisora radial deja de emitir tal programa radiofónico porque sus contenidos corrompen la relación con el gobierno y se ve afectada la asignación de publicidad oficial, o cuando el gremio de transportistas por reclamo de sus mejoras salariales decide no trabajar durante algunos días de la semana, y se ve afectada la circulación y el reparto de un diario de tirada nacional.

>> Definición Más >>