Definición de Ciudadanía

ciudadaniaLa ciudadanía es la condición mediante la cual un individuo se integra a una sociedad jurídicamente organizada adquiriendo derechos y obligaciones. El termino deriva de la expresión latina “civis”, es decir, “ciudad”, circunstancia que se explica si se considera que en la antigüedad las comunidades jurídicamente organizadas se desarrollaban en las ciudades. Es posible mantener más de una ciudadanía dependiendo de los tratados que distintos países en cuestión mantengan entre sí. Además de referir a la ciudadanía que concede un país específico, es posible hacer referencia a la ciudadanía de una comunidad supranacional, como por ejemplo la Unión Europea.

Como ya se adelantó, para remitirnos al concepto de ciudadanía debemos remontarnos a la antigua Grecia, cuando las ciudades constituían además estados organizados. En este contexto, ser reconocido como parte de una comunidad era solo una condición que se otorgaba a los hombres libres. Los mismos tenían el derecho de decidir sobre el destino de la ciudad participando en la vida política (recordemos que en este contexto se desarrolló la simiente de las modernas democracias); además, ser ciudadano conllevaba el deber de defender a la ciudad de amenazas foráneas.

Es importante hacer una distinción entre el concepto de nacionalidad y el de ciudadanía. El hecho de tener una nacionalidad implica el hecho de compartir una historia y una herencia cultural. La mayoría de las naciones de las que tenemos conocimiento suelen estar jurídicamente organizadas, pero esto no se deriva necesariamente; por ejemplo, la comunidad judía fue durante mucho tiempo una nación sin tener una organización jurídica. En cambio, cuando se hace referencia a una ciudadanía, se alude a los derechos y obligaciones que concede la participación en una nación organizada desde el punto de vista jurídico. Algunos ejemplos de derechos pueden ser el voto o la participación política en cargos electivos; en el caso de las obligaciones, podemos referir a pagar impuestos.

Cada país en particular estipula los requisitos necesarios para la adquisición de su ciudadanía correspondiente. Como ya se ha adelantado, en algunos casos distintos países tienen acuerdos entre ellos que posibilitan la adquisición de dos ciudadanías; no obstante, también puede darse el caso que para tomar una se deba renunciar a la otra. Otra posibilidad que es factible de constatar es el hecho de que, debido nuevamente a acuerdos, los ciudadanos de algunos países tienen distintos derechos de permanencia y circulación dentro de un tercero. Cada caso es particular y remite a distintos derechos que concede una ciudadanía en función de las relaciones internacionales.

Definición Siguiente >>