Definición de Competitividad Empresarial

A la hora de definir la competitividad empresarial existen varias posibilidades según el punto de vista de su autor. De modo general puede considerarse que la competitividad empresarial es el conjunto de diferentes acciones que las entidades comerciales implementan con el fin de maximizar sus resultados y de que éstos sean los más relevantes dentro de su sector.

Hay quienes simplifican esta definición equiparándola a la capacidad de una empresa para generar rendimientos, en tanto en cuanto una empresa competitiva es aquella que logra la mejor rentabilidad posible de una inversión dada.

La definición más común de competitividad empresarial es la que asocia competitividad con productividad. Esta relación es casi un axioma en el mundo de los negocios moderno, siendo un objetivo en sí mismo para las grandes multinacionales.

Puntos clave para la competitividad empresarial

La competitividad es un actor principal en la empresa actual. Las empresas tratan de reforzar sus ventajas competitivas sobre los competidores buscando la diferenciación

Toda empresa que quiera trabajar en mejorar su competitividad debe centrarse en ciertos puntos, como seguir siempre las últimas tendencias de los mercados o desarrollar un potente departamento de I+D+i.

La globalización ha aumentado el campo de batalla empresarial hasta extremos impensables hace tan solo 20 años y actualmente son numerosas las empresas que no compiten sólo con rivales de su zona, sino de todo el globo, por lo que dejar de lado las novedades de su sector puede ser un factor clave que afecte su competitividad

Competitividad Empresarial-2La plantilla de trabajadores es uno de los agentes principales que determina la competitividad. Resulta fundamental que sea personal cualificado, brillante e identificado con la empresa. Las empresas competitivas destacan por no tener miedo a repartir con sus trabajadores los réditos obtenidos, y a la inversa, un personal poco motivado o con escaso deseo de progresar resultará un lastre para la competitividad de la empresa.

Por último, señalar que una característica de las grandes empresas competitivas es la de no acomodarse al éxito. La competitividad empresarial implica que siempre habrá una nueva empresa queriendo llegar a las posiciones de privilegio, por lo que incluso las empresas de mayor éxito deben luchar para que la brecha que les separa de sus competidores nunca llegue a reducirse hasta el punto de poner en riesgo su liderazgo o posición preeminente en el mercado.

Fotos: iStock, dima_sidelnikov / gehringj

Definición Siguiente >>