Definición de Costo

El costo se define como aquel recurso al que se renuncia o es sacrificado en pos de conseguir un objetivo concreto. Se trata de un término utilizado eminentemente en teoría económica, aunque también es aplicable a otros campos.

Por otra parte, el costo no tiene por qué ser algo explícito, sino que también puede ser implícito, como sucede cuando nos referimos al costo de oportunidad, el cual se expresa como aquello que hemos debido dejar pasar para poder conseguir una cosa.

Hay que señalar que el término costo o coste pueden utilizarse indistintamente ya que hacen referencia al mismo concepto.

Clasificación de los costos

Existen muchas formas de clasificar los costes según el criterio al que se atienda. De esta manera, siguiendo los períodos de contabilidad es posible diferenciar entre costes corrientes, previstos y diferidos. Los primeros suceden durante el mismo ciclo de producción al que corresponden, mientras que los previos anticipan los cargos del costo al momento en que efectivamente se realiza su pago. Por último, los diferidos son fruto de erogaciones realizadas de forma aplazada.

Por otra parte, según la función que desempeñan los costos, o cómo se contabilizan en las cuentas de producción, estos pueden ser: industriales, comerciales o financieros. Mientras que si se atiende a la forma en que son imputados a las unidades producidas, se podrá hablar de costos indirectos (no pueden ser asignados con precisión y se recurre al prorrateo) y costos directos (su incidencia monetaria en el producto está claramente delimitada)

Finalmente, también es posible establecer una clasificación de los costos a partir de su variabilidad, pudiendo diferenciarse entre costes fijos (no dependen de los cambios en la producción), semifijos y variables (dependen completamente de las unidades a producir).

Elementos del costo de producción

Dentro de los costos utilizados en economía, el de producción es seguramente el más habitual y el más conocido por todo el mundo. Se define como la cantidad de recursos que son necesarios para fabricar un bien y se compone de tres elementos.

En primer lugar estarían las materias primas, lo elementos físicos que es necesario consumir durante el proceso de producción para conseguir el bien. Por otro la mano de obra, sin la cual no pueden transformase las materias primas, y que se valora por la cantidad de trabajo que los operarios necesitan aplicar durante la elaboración del producto. Y por último los costes indirectos de producción, que se componen por todos aquellos costos en los que se incurre durante la producción del bien pero que son difícilmente identificables con el mismo.

Foto: iStock, South_agency

Definición Siguiente >>