Definición de Costumbres



Por costumbre, entendemos a todas las “maneras de hacer” cotidianas, los hábitos o formas de vida de un individuo que son adquiridos porque los realiza de manera constante o frecuente, y además porque son métodos, formas y maneras que comparte con sus pares dentro de una misma comunidad específica. Las costumbres son esencialmente diferenciadoras, adquiridas, legadas y además tienen una escala valorativa entre ellas.

Como comportamientos determinados compartidos por toda una misma comunidad, las costumbres entonces diferencian a dicha comunidad de otras. El conjunto de danzas, comidas típicas, fiestas tradicionales, expresiones artísticas e incluso el dialecto (no todas las comunidades lo poseen) son atributos de una comunidad que pueden caracterizarla sólo a ella, y establecer las diferencias con otras comunidades. Incluso cuando una comunidad no posee dialecto (que es un sub idioma dentro de un idioma más general, pero que posee una estructura gramática y sintáctica propia) existen lo que conocemos como “modismos” que son deformaciones del lenguaje de un territorio, por ejemplo el español, y se forman palabras o términos que los integrantes de la comunidad pueden reconocer, interpretar y atribuirle un sentido.

Las costumbres, decíamos, son adquiridas en cuanto el sujeto muy poco probablemente las cree, si no que más bien son el resultado de una herencia cultural o legado cultural que proviene desde unas cuantas generaciones anteriores. De manera oral o de manera representativa estas costumbres han podido (y podrán en un futuro) ser transmitidas de las generaciones antiguas a las actuales. En este caso, cuando una costumbre se practica desde varias generaciones e incluso el cambio de organización social no la ha evaporado, entonces hablamos de tradición.

Otra característica de las costumbres que nombrábamos al principio era la clasificación de las mismas de acuerdo a una escala valorativa que muy pocas veces ha sido reglamentada de manera escrita mediante leyes, pero que si podemos identificar que unas cuentan con el “visto bueno” de la sociedad, mientras que otras carecen de aprobación social. Tanto unas como otras son muy comunes y frecuentes de encontrar.

Hablamos siempre en los ejemplos a nivel sociedad, pero tengamos en cuenta que una “comunidad” puede ser también el grupo de amigos, integrantes de un equipo deportivo, integrantes de una organización o empresa, e incluso la propia familia. Seguramente hay muchos ejemplos que podemos citar: dentro de nuestra familia, la celebración de un cumpleaños al cumplir determinada edad y realizarlo de tal forma, dentro del grupo de amigos, reuniones periódicas para compartir una comida (que en muchos casos puede ser una comida específica), o con el grupo de compañeros de deportes, realizar tal o cual “cábala” antes de un partido o enfrentamiento importante.

>> Definición Más >>