Definición de Dadaísmo

dadaismo-Cabaret-VoltaireA principios del siglo XX el arte vivió un periodo de profunda transformación. Surgieron diversas corrientes que aspiraban a una renovación de los cánones estéticos, los movimientos de vanguardia. Uno de estos movimientos fue el Dadaísmo.

El Dadaísmo surgió en Suiza, concretamente en Zurich en 1916. Por entonces, algunos intelectuales y artistas de toda Europa se encontraban exiliados en Suiza debido a la I Guerra Mundial. Frecuentaban las tertulias en los cafés y expresaban su desencanto hacia la realidad social y especialmente hacia el arte tradicional y convencional. En ese contexto surgió el Dadaísmo y el lugar en el que se fundó este movimiento fue un local dedicado al espectáculo, Cabaret Voltaire.

El Dadaísmo tuvo inicialmente dos impulsores, Hugo Ball y Tristan Tzara. Sin embargo, en las revistas y panfletos dadaístas colaboraron artistas de tendencias muy diversas. Este movimiento estuvo presente en varias manifestaciones artísticas: poesía, teatro, música o pintura.

La idea fundamental del Dadaísmo es oponerse a todo lo establecido. De hecho, combaten la idea de razón de los positivistas, se oponen al arte burgués, no admiten ninguna convención estética y rechazan la idea de belleza. Los dadaístas se oponen a todo porque reivindican la absoluta libertad creadora del individuo. Para ellos, el arte y la vida están unidos y no es aceptable ningún canon artístico. Su planteamiento intelectual y se basa en decir no cuando los demás dicen que sí y a la inversa. El objetivo de esta postura es cuestionar la realidad en todos los sentidos y no admitir nada como cierto porque la verdad también es cuestionable.

El Dadaísmo expresa una actitud ante la vida. Es una actitud rebelde e inconformista. El artista dadaísta se burla del arte y de la razón. Al mismo tiempo, defiende la creatividad, la fantasía y lo absurdo.

Diversas corrientes artísticas se han inspirado en el espíritu provocador e inconformista del Dadaísmo. Para algunos artistas, este planteamiento ha sido una fuente de inspiración permanente y algunos críticos han considerado que el Dadaísmo es el antiarte por definición.

La originalidad del concepto de Dadaísmo ha suscitado todo tipo de debates sobre su auténtico significado originario (para algunos es el balbuceo característico de los bebés, para otros proviene de dadá, que en francés quiere decir caballo de madera y hay quien defiende la idea de que no significa nada).

Definición Siguiente >>