Definición de Demencia

DemenciaLa demencia es el deterioro de la capacidad intelectual del ser humano. Generalmente está asociada a la edad y se manifiesta a partir de los 60 años. En la actualidad la medicina ha descrito varias formas de demencia (el mal de Alzheimer es el más conocido).

Las personas que manifiestan algún tipo de demencia van perdiendo su memoria, su capacidad para comunicarse y, en general, su razonamiento. Y todo ello se produce de una manera gradual y lenta.

En el lenguaje corriente se emplea el concepto de demencia senil de una manera genérica, ya que desde el punto de vista médico es preciso un diagnóstico concreto para cada modalidad de deterioro mental.

La demencia es un problema de salud muy grave, que afecta al individuo que lo padece y también a su entorno familiar. Al mismo tiempo, es un problema social porque las personas dementes requieren una atención y unos cuidados específicos que necesitan de alguna atención por parte de la administración. La demencia como problema social es igualmente preocupante por el incremento de la población mayor de 65 años en la mayoría de países. Este realidad demográfica es positiva en un sentido (vivimos más años) pero tiene aspectos negativos evidentes, siendo la demencia en un sector de la población uno de los más notables.

En la actualidad hay fármacos que son utilizados para frenar el proceso degenerativo que se da en las personas con este tipo de patologías. Curar o reducir los efectos de la demencia es uno de los retos actuales de la medicina. Hay que tener presente que el deterioro de las facultades mentales afecta a las personas en su totalidad, ya que si la memoria falla o se debilita dejamos de tener control sobre lo que nos rodea y sobre quiénes somos en realidad.

La palabra demencia se utiliza como sinónimo de locura. En ocasiones no se emplea para describir un proceso mental degenerativo, sino que también se utiliza como una situación momentánea, es decir, cuando se pierde el control racional en un momento de estrés emocional intenso. En este sentido, se puede afirmar en un tono coloquial que alguien está al borde de la demencia si se encuentra sometido a una gran presión o en una situación extremadamente difícil.

La demencia o la locura es una realidad que ha preocupado siempre al ser humano. En la antigüedad era atribuida al diablo, a la brujería y a otras circunstancias. Estas ideas ya no existen de manera mayoritaria y es la ciencia la que puede solucionar los efectos de esta dolencia en sus distintas manifestaciones.

Definición Siguiente >>