Definición de Depresión

DepresionLa tristeza, la melancolía o la falta de ánimo en algún momento son sentimientos bastante comunes en el ser humano. Si estos sentimientos son permanentes, intensos y afectan a la vida cotidiana, es probable que sean la expresión de una depresión clínica.

La bioquímica del cerebro juega un papel en los estados depresivos ( la presencia de algunos neurotransmisores como la serotonina es un signo de esta dolencia ). Igualmente, la genética es uno de los posibles factores en este tipo de trastornos mentales y hay familias que tienen comportamientos depresivos que lo demuestran. Por otra parte, la causa de la depresión puede ser externa: un desengaño sentimental, un fracaso profesional o un accidente. De esta manera, los especialistas hablan de dos factores en la depresión, endógenos o exógenos, es decir, de tipo interno o externo.

En cualquier caso, una persona deprimida tiene un problema individual que previsiblemente afectará a su vida social. Probablemente, lo más difícil de la depresión sea identificarla correctamente o, en otras palabras, diagnosticarla de manera precisa. Una vez diagnosticada, es necesario que el individuo afectado se ponga en manos de algún especialista que le someterá a un tratamiento o terapia ( farmacológica, conductual o de otro tipo ). Se trata de establecer estrategias para corregir un estado anímico que claramente perjudica a quien lo padece.

Los síntomas de la depresión son muy variados y frecuentemente se manifiestan de manera conjunta: ansiedad, falta de energía, insomnio, falta de interés, sentimientos negativos y, en general, una sensación de abatimiento profundo. No hay un perfil del deprimido ni un modelo único de esta patología. Existe la depresión post parto, el trastorno bipolar, la enfermedad maníaco-depresiva, así como otras maneras de expresar un comportamiento depresivo.

Los especialistas recomiendan la prevención de estos estados de ánimo y para ello aconsejan llevar una vida sana, evitar los pensamientos negativos, hacer deporte moderadamente y no someterse a situaciones de estrés.

La depresión puede afectar a cualquier persona de cualquier edad. Sin embargo, es más común en la población femenina, las personas ancianas, los adolescentes y en los individuos que habitan en las ciudades. Hay un elemento que también interviene: la falta de luz. De hecho, está demostrado que estar expuesto a la luz solar es una manera muy útil para no caer en una situación de depresión.

Definición Siguiente >>