Definición de Derecho Subjetivo

El derecho subjetivo consiste en las facultades que el derecho objetivo (las normas o leyes) otorga a las personas. O dicho de otra forma, el derecho subjetivo es aquello que nos es lícito hacer de acuerdo al ordenamiento jurídico. Se trata por tanto de una percepción individualista del derecho.

El derecho subjetivo faculta a las personas para poder actuar con libertad siempre que se haga dentro de los límites de la legalidad; dota a las personas de la posibilidad de realizar actos jurídicos y además permite exigir a los demás el cumplimiento de los deberes impuestos en las normas.

Principales derechos subjetivos

Derechos absolutos: se denominan así porque mantienen su eficacia frente a todo el mundo, garantizando a su titular el poder sobre un objeto ante cualquiera. Dentro de este grupo destacan los derechos de la personalidad o los políticos.

Derechos relativos: en contraposición a los absolutos, los derechos relativos sólo pueden ejercerse ante una o varias personas determinadas. Éste es el caso por ejemplo de los derechos de crédito.

Derechos principales: son derechos autónomos, que existen por sí mismos, como por ejemplo el derecho a la propiedad.

Derechos accesorios: a diferencia de los anteriores, los derechos accesorios se encuentran subordinados a otros derechos, de modo que su existencia depende de un derecho principal. Un caso típico son los derechos que se utilizan para reforzar o garantizar una obligación, como por ejemplo, es el caso de las hipotecas.

Derechos patrimoniales: se trata de derechos que garantizan la titularidad sobre un bien que puede ser estimado de forma pecuniaria. Dentro de este grupo se englobarían todo los derechos de contenido económico como los derechos de crédito o propiedad.

Derechos transmisibles: como su propio nombre indica, pueden ser transferidos por su titular a una tercera persona. El mejor ejemplo de ello sería el derecho de venta de una cosa.

¿Existe el derecho subjetivo?

La concepción del derecho subjetivo ha variado enormemente a lo largo de la historia y debido a ello no hay una verdadera unanimidad en torno a su figura, llegando incluso a que algunos juristas duden de su existencia.

Aquellos que suelen apoyar esta última tesis se fundamentan en el hecho de que el derecho objetivo y el subjetivo son en verdad dos caras de la misma moneda, por lo que no tiene sentido hablar del derecho subjetivo como un ente independiente.

Sin embargo, las voces que se alzan en defensa de su existencia son mucho más numerosas y componen la corriente mayoritaria hoy día.

Imagen: iStock, AndreyPopov

Definición Siguiente >>