Definición de Diario de Campo

En el mundo de la investigación, un aporte muy importante y sumamente útil para sistematizar el conocimiento y los datos que se van acumulando es el del diario de campo. Resulta especialmente interesante cuando las investigaciones o estudios a realizar son de largo plazo, es decir que es difícil recordar todo lo observado o aprendido y por lo tanto es necesario mantenerlo más o menos sistematizado en un lugar de fácil acceso y comprensible para quien luego deberá con él crear algo nuevo.

¿Qué es un diario de campo? Sus partes y utilidad

La definición específica y desde la teoría de lo que un diario de campo es resulta simple: entendemos por diario de campo a un soporte que nos permita registrar datos, información u observaciones recabadas a lo largo de un determinado período de tiempo. El diario de campo puede ser una agenda o anotador, como también puede ser un soporte virtual tal como blog o diario personal online.

En cualquiera de los casos, el diario de campo tiene como principal función dejar registro de todo lo que pueda ser útil en una investigación y así convertirse en un lugar fácil, seguro y eficiente para consultar datos o información necesaria posteriormente. Un diario de campo es también muy común entre los periodistas y noteros, quienes deben registrar muchas veces datos concretos como fechas, horarios, nombres, lugares y acciones para luego comunicarlos sin errores. En otras palabras, un diario de campo podría ser descripto como un ayuda memoria.

La concepción del diario de campo es muy nueva

Si bien los historiadores y especialistas en literatura utilizan documentos de muy diversas épocas como ejemplos de diarios o materiales que sirven para conocer datos, la noción de diario de campo es relativamente novedosa. La misma surgió en el siglo XVIII cuando los primeros enciclopedistas comenzaron a dejar por escrito datos de todo lo que observaban. En este caso hablamos de naturalistas, biólogos y científicos que dedicaban gran parte de su tiempo a la observación de la naturaleza, sus elementos y fenómenos.

Estos documentos servían luego a los científicos para elaborar hipótesis o sacar conclusiones sobre lo que habían recolectado. Un caso muy famoso es el de Charles Darwin, quien registró en sus diarios de campo la enorme diversidad de flora y fauna existente en el planeta.

El diario de campo es algo completamente subjetivo

No hay un solo o único modo de llevar un diario de campo. Bien podríamos decir que, por el contrario, por cada investigador o científico existe un tipo diferente de diario de campo. Esto se debe a que este tipo de documento es altamente subjetivo y cada persona registra en él lo que considera especial o importante de acuerdo a su visión, sus necesidades e intereses.

Al mismo tiempo, los recursos que utiliza para conformarlo también son muy diferentes en cada caso: imágenes, testimonios, dibujos, secciones, etc. son todos elementos que pueden estar o no en un diario de campo y servir para enriquecer y sistematizar los datos.

Imagen: pressmaster. Fotolia

Definición Siguiente >>