Definición de Diversidad



La diversidad es la convivencia, dentro de un espacio determinado, de diferentes especies o clases de seres vivos, o de culturas, en relación puramente con el ser humano. Tomaremos como ejemplo, la diversidad ecológica y la diversidad cultural. En un nivel general a nivel social, la diversidad supone un determinado nivel de variedad dentro del espacio geográfico y que se alcanza mediante la combinación de diferentes aspectos: culturales, económicos, sociales y políticos, lo cual puede reflejarse a cualquier escala: local, nacional o mundial.

En primer lugar, la diversidad ecológica es un término asignado tradicionalmente a la noción de un parámetro de convivencia de diferentes ecosistemas, lo cual es una propiedad esencial que emerge del concepto de comunidad, y que permite reconocer o describir la variedad a nivel interno de dicha comunidad. Dentro de un ecosistema, la diversidad está ligada a dos factores fundamentales, como lo son el número de especies que se encuentran presentes, y el desarrollo del equilibrio demográfico de cada una de estas especies. Suponiendo que existan dos comunidades con igual índice demográfico entre las especies presentes (igual cantidad de seres vivos presentes por especies), se considerará como más diversa a aquella que tenga mayor número de especies diferentes. Por el contrario, si dos ecosistemas poseen igual numero de especies presentes, se considerará más diverso al que tenga menores diferencias en el índice de individuos que conforman una y otra especie (o todas las que estén presentes dentro del ecosistema).

Mientras, la diversidad cultural son los diferentes comportamientos dentro de una comunidad de seres humanos, como las creencias, costumbres, maneras de pensar, hábitos de vida, formas de actuar, y podemos considerar la presencia de diversidad de manera global (nivel mundo) o dentro de ciertas áreas, donde exista interacción entre dos o más culturas que sean coexistentes dentro de dicha área.

Al respecto, la UNESCO (organismo de Naciones Unidas) ha proclamado la Declaracio Universal sobre la diversidad cultural, desde 2001, y adopta a este concepto (“diversidad cultural”) como un reflejo de la interacción de las diferentes culturas existentes alrededor de todo el mundo, y que, en su conjunto, se consideran patrimonio de la humanidad. A partir de esto, numerosos estados u organizaciones diseñan y delinean políticas publicas o acciones que favorecen dicha diversidad cultural. Dos acciones comunes son la promoción (puesta en conocimiento, socialización) y la preservación de culturas existentes en determinada área geográfica.

Dentro de la declaración de UNESCO, los elementos por los cuales una cultura se manifiesta como diversa a otra son las creencias en cuanto a religión, el lenguaje o idioma, las formas de manejo de la tierra, las expresiones artísticas (arte, música), las maneras de estructuración social, la selección y primacía de consumo de algunos alimentos, entre otros.

>> Definición Más >>