Definición de Ebitda

Money from HeavenEn los medios de comunicación aparecen con frecuencia todo tipo de términos económicos: PIB, Renta per cápita, IVA, IPC y otros muchos. Todos ellos tienen alguna relevancia para explicar algún aspecto de la realidad de la economía. Uno de ellos es el término Ebitda.

El Ebida se puede definir como el resultado bruto de explotación. En realidad, es un acrónimo de un término inglés que significa beneficio antes de los intereses, de los impuestos, de depreciaciones y de amortizaciones (aunque hay que tener en cuenta que en castellano depreciación y amortización significan prácticamente lo mismo).

En la legislación mercantil española y en las cuentas de pérdidas y ganancias de las empresas no se utiliza el Ebitda, ya que es un concepto que forma parte del mundo anglosajón.

Lo relevante del Ebitda es que equivale al beneficio de explotación más amortizaciones. Según los expertos, el Ebitda es un parámetro económico muy semejante al Cash Flow, que es la suma del beneficio más amortizaciones. Se podría decir igualmente que este índice señala la capacidad de generar recursos (por ejemplo, dinero) en la actividad habitual de una entidad. Desde el punto de vista de la terminología española, el Ebitda equivale a la diferencia entre los ingresos de explotación (la entrada de dinero de una empresa) y los gastos de explotación. De esta manera, estamos hablando de un valor cuantitativo que da una información objetiva sobre la capacidad de una empresa para generar dinero.

El Ebitda adquiere especial relevancia en algunas circunstancias. Cuando hay un proceso de fusión o absorción de entidades, es frecuente tener un gran volumen de activos fijos (que requieren de las correspondientes amortizaciones) y para generarlos es necesario un importante volumen de deuda (la deuda provoca unos elevados gastos financieros). Este tipo de circunstancias origina un índice Ebitda singular, ya que los beneficios pueden ser aparentemente positivos aunque el volumen de deuda y los gastos financieros contradigan el dato favorable del Ebitda.

Lo importante en relación con este concepto es entenderlo como la caja teórica de una empresa (el dinero que supuestamente está disponible).

Como norma general, cuanto mayor sea el Ebitda de una empresa, mejor será su situación financiera. Paralelamente, es un indicador muy válido para evaluar la capacidad de cualquier compañía a la hora de generar riqueza.

Este indicador financiero tiene la ventaja de poder calcularse con relativa facilidad, pero lo relevante es saber interpretar el dato que aporta de una manera global, teniendo en cuenta que el endeudamiento, las ventas y la inversión son elementos esenciales en la buena marcha de una empresa.

Definición Siguiente >>