Definición de Federalismo

FederalismoEl federalismo es una forma de organización del estado, normalmente vinculado con un sistema republicano.

La idea principal del federalismo consiste en que una nación presenta una división territorial en su estructura, de tal manera que cada parte o federación tiene un cierto grado de autogobierno, es decir, una autonomía política.

La finalidad del federalismo es mantener el equilibrio de poder entre los diversos territorios, para que cada uno de ellos tenga su propia legislación en algunos aspectos y pueda así conectar más directamente con las necesidades de los habitantes. Al mismo tiempo, esta estructura se opone a otra, el centralismo, que se basa en la concentración del poder y en el no reconocimiento de la pluralidad de un país.

En el federalismo hay un mecanismo de delegación o de subsidiariedad, es decir, el poder político se comparte por cada una de las federaciones que forman un todo.

Según los historiadores, el federalismo tiene su origen en la alianza de los distintos estados que formaban Grecia en la antigüedad.

Este sistema de organización también se utiliza en otros ámbitos, por ejemplo entre los sindicatos, que cada una de las secciones o federaciones tiene su propia autonomía y, al mismo tiempo, forman una entidad común.

Casos interesantes

El concepto de estado federal es aplicable a varios países: Estados Unidos, Alemania, Suiza (que formalmente se denomina confederación) o México.

En cada uno de estos países el federalismo obedece a unas razones históricas. En el caso de EEUU, el gobierno del conjunto de la nación se denomina gobierno federal y su estructura es bastante parecida a la que existe en cada uno de los estados que lo integran (en los que el máximo responsable es el gobernador del estado). De esta manera, las leyes federales son aquellas que afectan a todos los ciudadanos y son de tipo monetario, sobre la seguridad y la defensa nacional, relaciones exteriores y, en definitiva, sobre todo aquello que se considera común a la nación. En cambio, las leyes estatales tienen sus propias particularidades y pueden diferir de un estado a otro de manera significativa.

En España no hay un sistema federal en el sentido estricto del término (formalmente se denomina estado de las autonomías). Sin embargo, cada autonomía tiene su propio autotogobierno y una leyes propias sobre temas diversos (derecho de sucesión, estatus legal de las diferentes lenguas, impuestos específicos, etc). En la actualidad hay un debate sobre la posibilidad de transformar el sistema actual en un modelo federal y una polémica sobre cuál es la diferencia entre el estado autonómico y el estado federal.

Definición Siguiente >>