Definición de Feudalismo

El feudalismo es una forma de organización política, económica y social que tuvo lugar en la Edad Media en el continente europeo. Se comienza a gestar a partir del siglo lX de nuestra era y se extiende hasta el siglo XV.

La formación del feudalismo

En los inicios de la Edad Media, concretamente durante el periodo del Imperio Carolingio, comienzan a configurarse las bases del feudalismo. Cuando el Imperio Carolingio se debilita surgen nuevos reinos europeos y, al mismo tiempo, se producen una serie de invasiones de los pueblos bárbaros (especialmente de los vikingos y eslavos). Esto nuevo marco social y político provocó un clima de inseguridad. Paralelamente se produjo un aumento del valor de la tierra. De esta manera, el nuevo orden va configurando una sociedad en la que la división de clases es el elemento más característico.

En la cúspide de la sociedad se encontraba el soberano o señor feudal

Por debajo se encontraba la alta nobleza y el alto clero. En una escala inferior aparecía la baja nobleza y el bajo clero. En la base de la pirámide social estaban los campesinos y, por último, los siervos. Los campesinos y los siervos eran los no privilegiados, frente a los cuales estaban el resto de clases o grupos con algún tipo de privilegios. Esta organización social es el aspecto más genuino del feudalismo y lo que determina la dimensión política y económica de la Edad Media.

Particularidades principales del feudalismo

El señor feudal era el dueño o propietario de un feudo, es decir, de una porción de territorio. El conjunto de los distintos grupos sociales establecían una serie de relaciones sociales. Así, algunos campesinos pedían protección a los señores feudales y a cambio recibían tierras y una serie de deberes que les convertían en vasallos.

El vasallo era considerado un hombre inferior al señor feudal, pues éste le otorgaba protección. Para convertirse en vasallo era necesario cumplir un juramento, el homenaje (dicho acto consistía en que el vasallo juraba fidelidad al señor a cambio de la protección).

En el modelo del feudalismo cada individuo tenía un rol dependiendo de su posición social. Así, el señor tenía el poder militar, el estamento religioso tenía la función de adoctrinar al conjunto de la población, los nobles tenían ciertos privilegios (por ejemplo, no pagar algunos impuestos) y los campesinos y siervos tenían la función de servir a las clases privilegiadas a través de su trabajo. Hay que indicar que los siervos estaban obligados a cumplir el contrato de servidumbre, que en pocas palabras consistía en estar al servicio del señor feudal.

Imagen: iStock. Salvatore Conte

Definición Siguiente >>