Definición de Fideicomiso

FideicomisoEl fideicomiso es una modalidad de contrato muy extendido. Se trata de un acuerdo basado en la confianza ( de hecho fideicomiso viene de fiducia, que significa fe ). Su origen se remonta al Derecho Romano.

Consiste en que un cliente, el fideicomitente, cede una parte o todos sus bienes a una persona o entidad en la que confía plenamente, el fiduciario. La finalidad del acuerdo es que el fiduciario gestione los bienes del cliente, que pueden ser propiedades, dinero, acciones o de cualquier otro tipo. El fiduciario es normalmente un profesional o institución que se dedica a la administración y a la gestión. Actúa como intermediario, ya que su obligación es traspasar los bienes a otro, el fideicomisario, que es el beneficiario final del contrato de fideicomiso.

Para que el fideicomiso sea un contrato con garantías se recomienda que vaya acompañado de una escritura pública, en la que las partes pacten los términos y condiciones del acuerdo.

El fideicomiso es una figura legal que aporta garantías de buen funcionamiento y honorabilidad. Por este motivo, las leyes relacionadas con este acuerdo aconsejan que los fiduciarios sean entidades formalmente inscritas ( compañías de seguros, bancos, etc ).

El fideicomiso se fundamenta en una idea sencilla: que alguien posee un bien, pero al no ser un profesional de la gestión lo cede a otro para que lo administre correctamente y finalmente sea transferido a un beneficiario.

Hay una gran diversidad de fideicomisos. Pueden tener una finalidad inversora, una variante del testamento tradicional o para financiar la educación universitaria de los hijos.

Un ejemplo concreto puede ser útil para comprender el sentido del fideicomiso. Un padre de familia ( el fideicomitente ) tiene una parte de su dinero invertido en bolsa y pretende que los beneficios que obtenga se destinen a su hijo ( el fideicomisario ) cuando sea mayor de edad. Para garantizar una correcta gestión del dinero invertido en bolsa, lo transfiere temporalmente a una entidad bancaria ( el fiduciario ), quien recibirá una comisión por la administración del dinero.

Una característica singular del fideicomiso es que el titular temporal del patrimonio originario es la entidad que gestiona y administra. De esta manera, el bien que es gestionado está protegido de posibles acreedores que pudiera tener el fideicomitente.

Definición Siguiente >>