Definición de Filogenia

FilogeniaEl concepto de filogenia forma parte de la biologia. Es una rama de esta ciencia y se centra en el estudio de la evolución de las especies de una forma global. De hecho, filogenia viene del griego y significa generación de la raza.

Cuando la idea de la evolución se aplica a un individuo concreto se habla de la ontogenia, que se opone a la filogenia.

En el conocimiento de la naturaleza la idea de la evolución es uno de los principios fundamentales. Las especies evolucionan debido a la mutación del ADN de un individuo. Si la mutación es satisfactoria para su adaptación, se puede llegar a convertir en un cambio para el conjunto de la especie.

Bases de un modelo

Como la evolución de las especies es un proceso muy lento, para comprenderlo los biólogos introducen un ordenamiento del mundo natural, es decir, una clasificación. Fue Aristóteles en el siglo lV a. C quien por primera vez habló del reino vegetal, animal y mineral como un nivel básico para entender la estructura natural. Con posterioridad, el naturalista Linneo en el siglo XVlll perfeccionó notablemente el sistema de clasificación, presentando el siguiente esquema general: reino, clase, orden, género y especie.

Este modelo se adaptó perfectamente a la teoría de Darwin sobre la evolución de las especies y la selección natural. En consecuencia, los aspectos evolutivos de las especies (la filogenia) se analizan a partir de una estructura organizativa, también conocida como taxonomía. Este modelo teórico y el estudio concreto de ADN mitocondrial son los elementos esenciales de la filogenia.

La filogenia estudia los parecidos entre los miembros de una especie desde el punto de vista morfológico, anatómico y embriológico. De esta manera, la filogenia explica la crónica de cada especie, las distintas bifurcaciones, familias y estructuras genéticas. En el caso de la filogenia humana, nuestro árbol evolutivo ha ido cambiando en función de nuevos hallazgos y teorías (el Homo Antecessor sería nuestro ancestro más cercano según las últimas investigaciones).

Hemos llegado a ser Homo Sapiens tras un complejo proceso y en los últimos niveles evolutivos hay que diferenciar dos aspectos: la hominización (los cambios en nuestro cuerpo, como el bipedismo) y la humanización (los cambios de tipo intelectual, como la aparición del lenguaje). De esta manera, la filogenia aplicada a los humanos permite comprender qué compartimos con otros homínidos y qué es totalmente singular en nuestra especie.

Definición Siguiente >>