Definición de Gasto Cardíaco

Gasto-CardiacoLa especialidad médica que se centra en el funcionamiento del corazón es la cardiología. Esta disciplina estudia todos los elementos y los procesos que intervienen en la funcionalidad del corazón.

El gasto cardíaco es el volumen de sangre que bombea el corazón durante un período determinado. El gasto cardíaco es algo medible y para ello se utiliza principalmente el método de dilución de tintura. En este método se inyecta una cantidad conocida de tinte en una vena cercana al corazón, posteriormente el tinte circula a través de la sangre por el ventrículo derecho, por los pulmones y por el ventrículo izquierdo del corazón y, finalmente, el tinte aparece en el sistema arterial.

El paso siguiente consiste en introducir una sonda de monitoreo en la arteria aorta y se toma una muestra de sangre a intervalos de tiempo para medir la concentración de tintes saliendo del corazón hasta que todo el tinte pasa por el punto de monitoreo. Este procedimiento permite calcular el gasto cardíaco mediante una integral matemática. La unidad de medición del gasto cardíaco se establece en litros por minuto. Hay que recordar que esta metodología se va perfeccionando constantemente con la intención de ser lo menos invasiva posible.

El gasto cardíaco depende de dos factores o variables: la frecuencia cardíaca y el volumen de eyección (en fisiología se utiliza la fórmula Gasto Cardíaco = FC x VE ). La FC promedio de un ser humano es de 70 latidos por minuto y el volumen de eyección medio es de 70 mililitros.

En otras palabras, cada contracción del corazón emite 70 mililitros de sangre, lo cual equivale a 70x70, que es igual a 4900 litros por minuto de gasto cardíaco promedio. Esto quiere decir que el aumento de una de las dos variables (la FC o la VE) incrementa el propio gasto cardíaco y la disminución de una de las dos variables disminuye el gasto cardíaco. Esto es importante, ya que el corazón debe mantener su gasto cardíaco en unos valores estables.

Para qué sirve la medición del gasto cardíaco

Los latidos cardíacos funcionan como un sistema eléctrico y mecánico combinado que permite que el músculo cardíaco trabaje de manera espontánea.

Conocer el dato concreto sobre el gasto cardíaco de un individuo permite obtener una información relevante en muchos sentidos: conocer la salud cardiovascular de una persona, para la reanimación de pacientes con fallo cardíaco, para prevenir alteraciones (por ejemplo, posibles coágulos), para planificar un adecuado ejercicio físico, para afrontar una cirugía con menor riesgo, para reducir la mortalidad o para que la estancia hospitalaria sea lo más breve posible.

Foto: iStock. choja

Definición Siguiente >>