Definición de Gastos



gastosSe denominan gastos a las salidas o egresos de dinero por parte de una persona en particular o de una organización (con o sin fines de lucro). Estos gastos corresponden a pagos que –como decíamos-, una persona u organización realiza a partir de la compra o adquisición de un bien o de un servicio en particular. Sin embargo, entre gasto y costo pueden observarse algunas diferencias de concepto, aunque ambas aluden básicamente a lo mismo.

En una empresa podemos encontrar tanto gastos como costos. Por un lado, los gastos tienden a ser esos egresos cotidianos, como podrían ser alimentos, papeles o artículos de oficina, impresiones, etc. En cambio, un costo es asimismo un gasto pero que forma parte de un plan de negocio que tiene como principal objetivo la búsqueda y obtención de ganancias. Entonces el costo no supone ser una “pérdida” o un mero gasto de dinero, si no todo lo contrario, en un determinado plazo, producirá una ganancia a la empresa.

Distinto es el caso de una persona en particular, o pongamos también como ejemplo, una familia. En este caso, no existen costos, si no más bien, gastos. Los alimentos que consumimos a diario representa un gasto o egreso de dinero, la cuota del colegio o la universidad también lo es. Incluso el combustible del auto o motocicleta es un gasto. Aunque a veces, el término costo también puede estar relacionado, como cuando medidoras de índices, ya sean éstas públicas o privadas, presentan el llamado “costo de vida”. El costo de vida es en general con cuánto dinero debe contar una familia tipo (dos adultos y dos menores) para tener al menos sus necesidades básicas satisfechas (comida, vestimenta, educación, pago de servicios públicos).

A nivel de administración pública, es decir a nivel estatal, suele hablarse también de “gasto público”, puesto que si bien el mismo Estado recauda durante un determinado período de tiempo –pongamos por ejemplo, un año- millones en concepto de tasas e impuestos, el egreso o salida de dinero desde las arcas públicas no puede considerarse un costo ni una inversión, puesto que tampoco a las entradas de dinero pueden llamárselas ganancias. Mucho se ha polemizado respecto a esto, pues algunos sostienen que el “gasto” que el Estado destina a la educación pública, por ejemplo, debe considerarse una inversión, pues se trata del futuro de los niños y adolescentes del país o de la formación de futuros profesionales y académicos. Si bien conceptualmente puede pensarse de esta manera, los egresos desde las cajas del Estado siempre deben ser consideradas como gasto.

>> Definición Más >>