Definición de Geografía Humana

geografiahumana

Ramas de la geografía

Geografía es un término general que etimológicamente significa escritura de la Tierra. El estudio de la superficie de nuestro planeta se puede subdividir en áreas diversas: la geografía física se centra en los aspectos naturales de la superficie, la geomorfología estudia las formas de la Tierra, la climatología se ocupa de los climas de cada zona, la hidrografía estudia todo lo relacionado con el agua, la biogeografía se centra en la distribución de los seres vivos en un territorio y la geografía humana se dedica a analizar las relaciones humanas en el entorno. El listado de ramas no acaba aquí, ya que también existen otras áreas específicas, como la geografía económica o la geografía política.

Características generales de la geografía humana

La idea fundamental de esta disciplina es el análisis de las relaciones sociales en un territorio. Esto quiere decir que el ser humano desarrolla una serie de actividades en un contexto determinado, es decir, en un espacio físico. En este sentido, resulta evidente la relación entre el espacio físico de una nación y las relaciones humanas que se crean en él.

La geografía humana se subdivide en tres bloques diferenciados: la geografía de la población, la geografía de las actividades humanas y la geografía de los asentamientos. Cuando pensamos en la población hay que tener en cuenta su distribución, su crecimiento, su movilidad y sus estructuras (por ejemplo, la estructura socioeconómica o la educativa). Con respecto a las actividades humanas éstas pueden dividirse en sectores diferenciados (sector primario, secundario, terciario y cuaternario). En cuanto a los asentamientos humanos hay dos grandes ámbitos, el espacio urbano y los espacios rurales.

Los geógrafos humanos suelen especializarse en áreas concretas, por ejemplo, en los aspectos económicos, sociales, urbanos o políticos

La geografía política o geopolítica

Desde el siglo XlX algunos geógrafos estudian los vínculos entre los territorios y las actividades políticas, por lo que esta disciplina también es conocida como geopolítica.

La geopolítica describe la influencia del medio ambiente en la actividad política. Este concepto es la síntesis de dos realidades: la Tierra y el poder. Hay que tener en cuenta que el ejercicio del poder político se proyecta en un área geográfica (un municipio, un país o un continente).

La geopolítica permite comprender fenómenos complejos: las fuentes de energía, los movimientos migratorios, el imperialismo o las rutas comerciales. En este sentido, algunos territorios de nuestro planeta tienen un carácter estratégico (el Estrecho de Bering, el Mar Caribe, la península de Corea o el Delta del Orinoco). El control político sobre los enclaves estratégicos es el aspecto esencial de la geopolítica, una disciplina que tiene influencia en la historia de la humanidad o la vida cotidiana de los individuos.

Definición Siguiente >>