Definición de Hipertensión

HipertensionLa hipertensión arterial es una enfermedad de tipo sistémico. Viene a ser la fuerza o la presión con la cual la sangre circula a través de nuestros vasos sanguíneos. Por este motivo, la hipertensión arterial puede afectar a diversos órganos de nuestro cuerpo: el cerebro, el ojo, el corazón o los vasos periféricos.

Es una dolencia que afecta mayoritariamente a los varones y más específicamente a los de raza negra. Desde un punto de vista estadístico, la hipertensión afecta al 25% de la población adulta y un porcentaje muy elevado de individuos ignora que la padece. Al no ser diagnosticada, a largo plazo las consecuencias tienen un mayor impacto, especialmente en las enfermedades cardiovasculares. Estas circunstancias hacen que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considere que la hipertensión tiene un impacto notable en la salud pública y debido a ello promueve campañas informativas orientadas a la concienciación. Según la OMS la prevalencia de esta enfermedad es menor en aquellos países cuya renta per cápita es más elevada, lo cual significa que en los países pobres los riesgos asociados a la hipertensión son más altos.

Existen una serie de factores que pueden elevar el riesgo de la hipertensión. Por una parte, existe la predisposición genética de cada individuo. No obstante, hay otros factores determinantes: una vida sedentaria, el sobrepeso, un índice de colesterol elevado, la diabetes, el consumo de tabaco y la edad.

Para prevenir la hipertensión los médicos recomiendan una vida saludable; especialmente en relación con la alimentación (por ejemplo, consumiendo pocas grasas y reduciendo el consumo de sal) y haciendo ejercicio de manera periódica (caminar a diario se considera un hábito muy beneficioso). Estas medidas preventivas pueden frenar el sobrepeso, que está directamente asociado con el endurecimiento de los vasos sanguíneos y, por lo tanto, con la hipertensión.

Qué hay que tener presente sobre la hipertensión?

Es muy conveniente tener en cuenta los antecedentes familiares de hipertensión y de diabetes. A partir de los 40 años es aconsejable someterse a un control periódico, un chequeo médico en el cual el cardiólogo valorará si el paciente es hipertenso o no.

Una vida estresante y las emociones intensas también juegan un papel en esta patología y como curiosidad hay que indicar que existe la hipertensión de la bata blanca (se incrementa la presión arterial ante la presencia de un profesional de la medicina).

Si bien la hipertensión no se cura, sí es posible controlarla a través de la mencionada dieta, el ejercicio y la medicación.

Definición Siguiente >>