Definición de Hipoteca

hipotecaUna hipoteca es un contrato que consiste en el otorgamiento de un crédito a cambio de un derecho sobre un inmueble, derecho que permite venderlo para recuperar el dinero otorgado si el deudor no cumple con lo pactado. En lo demás, una hipoteca suele funcionar como un crédito común y corriente, con un interés que se aplica al capital prestado y que se relaciona con el riesgo asumido y con el plazo en que se recuperará el mismo. Las hipotecas son importantes porque posibilitan a una mucha gente disponer de dinero para una transacción que sería imposible llevar acabo con las propias posibilidades; en efecto, muchas propiedades han sido adquiridas utilizando este tipo de proceder.

En una hipoteca, una institución financiera suele otorgar una suma de dinero a cambio de la procesa de su devolución, devolución que implica un interés; la misma adquiere un derecho sobre una cosa, por lo general un inmueble, para garantizarse el cobro de dicha deuda. Cuando el pago de dicha deuda se incumple de alguna manera, la entidad se encuentra capacitada para ejecutar la garantía, haciéndose del dinero mediante la venta o el remate de la cosa puesta como aval. Esta circunstancia, no obstante, en ocasione puede ser negociada en la medida en que la institución pueda encontrar una alternativa beneficiosa.

Por lo general, cuando una hipoteca se contrae con la finalidad de pagar una propiedad, es difícil que el monto prestado cubra en su totalidad el precio de la misma. En estos casos las instituciones financieras otorgan la mayor parte del dinero para la transacción, pero se reservan un margen que les servirá para cubrir los costos ante un posible impago. Ciertamente, en el caso que exista una ejecución de la hipoteca, la parte perdedora por lo general será la deudora, que verá esfumarse una buena parte del dinero de la transacción. En algunos países, si la venta de la casa no cubre lo prestado, se seguirá debiendo dinero a la institución.

Como curiosidad, cabe agregar que en la crisis del año 2008 las hipotecas tuvieron un rol decisivo. En efecto, la crisis se gestó en una buena medida por concedérselas a personas con poca capacidad de devolver el dinero. Como los prestamos los concedían instituciones que luego vendían la deuda, había poco interés en buscar buenos deudores. Con posterioridad, cuando los poseedores de la deuda quisieron cobrar su deuda ejecutando las hipotecas, existió una baja de los precios de las mismas por el exceso de oferta.

Definición Siguiente >>