Definición de Liberalismo

LiberalismoEl liberalismo es originariamente una doctrina filosófica que, a partir de su surgimiento a finales del siglo XVlll, tuvo una importante influencia en la política y en la economía.

El seguidor de esta doctrina es un liberal y algunos de sus principios fundamentales son los siguientes:

Los doctrinas de corte liberal defienden la tesis de que el papel del estado debe ser el de árbitro de la actividad económica, interviniendo lo menos posible en el devenir de las relaciones económicas de un país. La tolerancia es una idea central, en cuanto que propugna el respeto hacia cualquier propuesta, no intentando imponer ninguna idea, salvo la plena libertad individual. En este contexto, los liberales son partidarios de un mercado libre, así como de la libre expresión de las ideas. Por este motivo, defienden el mecanismo de un orden espontáneo en la sociedad, es decir, hay que desregularizar al máximo cualquier ámbito de la sociedad, dejando que el resultado final sea producto de la iniciativa sin limitaciones.

Entre el estado y el individuo, es importante el papel de la sociedad civil, el conjunto de entidades no gubernamentales que son los mejores conocedores de los colectivos a los que representan. Estas entidades deben gestionarse ellas mismas, sin la tutela de la administración pública del estado.

En el liberalismo hay una actitud escéptica con respecto al poder, puesto que la tendencia natural del poder es la imposición y el liberalismo expresa una gran aversión hacia todo aquello que suponga que alguien o algo se impone a los demás. Las únicas limitaciones válidas son las que dictan las leyes establecidas y todo lo demás no es aceptable.

El individualismo es uno de sus principios básicos. Frente al predominio de la colectividad en el socialismo, el liberalismo afirma que lo individual tiene primacía. En esta misma línea de pensamiento, la libertad es el principio rector de la sociedad. Algo será positivo si incrementa la libertad individual y si la limita en algún aspecto se convierte en negativo.

La igualdad ante la ley es otro de los ejes del liberalismo. No puede haber nada ni nadie que esté al margen de este principio.

Los críticos del liberalismo acusan a esta corriente de pensamiento de fomentar el interés individual por encima de los intereses generales. Al mismo tiempo, se considera que promueve la desigualdad económica, ya que no hay elementos correctores ni intervencionistas en la economía. Los detractores de esta visión creen que el liberalismo es el aliado natural de las grandes multinacionales, por lo que defienden la necesidad de impedir que el mercado actúe sin restricciones.

Definición Siguiente >>