Definición de Mesoamérica

mesoamericaMesoamérica es un concepto que remite a la cultura que se desarrolló en la región que se extiende desde México hasta Centroamérica durante la época precolombina. Es un concepto que remite a una zona geográfica y a la identidad de los pueblos que allí se desarrollaban. Dicha identidad se expresaba en un tipo de alimentación, en una tecnología, en creencias religiosas, prácticas sociales, etc. Así, a pesar de la pluralidad de poblaciones y de rasgos que estas tenían, era posible observar una serie de características comunes que se explicaba en el intercambio que entre ellas había. Los historiadores, para hablar de este fenómeno, suelen dividir el período de tiempo en el que se desarrolló, dependiendo de distintos eventos en lo que respecta a la evolución cultural manifestada.

Es sabido que la población de América se llevó a cabo gracias al cruce del estrecho de Bering que se produjo hace decenas de miles de años. En esa oportunidad, se había formado una zona transitable como consecuencia de una baja en el nivel del mar. Dada a la condición de nómadas que los expedicionarios tenían, se adentraron en diversas áreas del continente. Así fue como algunos, pasado el tiempo, llegaron a la zona que hoy comprende México y la mayor parte de Centroamérica. Allí se encontraron con tierras con capacidad de ser cultivadas y desarrollando técnicas al respecto, se instalaron fundando varios pueblos y volviéndose sedentarios.

Las poblaciones que habitaron Mesoamérica compartían muchos rasgos en común, circunstancia que evidencia una unidad cultural. Desde el punto de vista religioso compartían algunos mitos, desde lo dietario se alimentaban principalmente de maíz o frijoles y desde el punto de vista de la escritura, compartían el mismo sistema. Además compartían un juego de pelota que tenía significación ritual.

Esta existencia de civilizaciones con rasgos comunes se extendió por aproximadamente tres mil años. Dada la enorme cantidad de circunstancias a considerar al respecto, su estudio suele dividirse en tres períodos: uno preclásico, otro clásico y uno posclásico. El primero duró desde mil quinientos años antes de Cristo hasta los doscientos años después de cristo; el segundo se extendió desde el año doscientos después de cristo hasta el año novecientos de la misma era; finalmente, el tercero abarcó desde el año novecientos después de Cristo hasta la llegada de los españoles. Este tipo de disección remite a la establecida en otras grandes civilizaciones, como la griega, que ve separado su estudio en distintos períodos de igual nomenclatura.

Definición Siguiente >>