Definición de Necesidad



Se denomina necesidad a una carencia que registra una persona o grupo de personas y que es susceptible, posible de ser satisfecha. Claro que existen distintos tipos de necesidades e incluso la concepción de ellas, si bien lo que hemos dicho vale para lo general, aporta algo nuevo. Como ejemplo, podemos citar que si se tiene hambre, es una necesidad de alimento, y contar con éste, sería la solución a nuestra necesidad.

Hay necesidades que son básicas, y que se han proclamado como las justas y necesarias para vivir dignamente: agua potable, alimentación, vivienda, acceso a la educación formal, acceso a la salud, tener un trabajo digno, entre otras. Sin alguna de estas necesidades cubiertas, podemos asegurar que se registran carencias sociales importantes. Son numerosas las organizaciones que se dedican a trabajar (la mayoría de las veces de manera altruista, desinteresada) para ayudar a personas de bajos recursos y grupos vulnerables o en situación de riesgo social que no logran cubrir por sí mismos sus necesidades básicas, y la ayuda del estado es ineficiente o directamente nula, inexistente.

Pero por otro lado, en marketing por ejemplo, la necesidad es una sensación, puesto que se asocia con la idea confort, y en relación a esto, el mercado tiene la capacidad de producir productos y servicios destinados a satisfacer dichas necesidad. Muchas veces se dice que las necesidades (no las básicas) son creadas por el mismo mercado para luego vendernos el producto o servicio. Aunque parezca extremo, no está nada alejado de la realidad. Si bien las necesidades no se crean, lo que sí se despierta desde el mercado es el deseo de adquirir tal o cual producto o contratar éste o aquel servicio.

Según una pirámide realizada por el psicólogo estadounidense Abraham Maslow existen cinco tipos de necesidades, relacionadas con distintos aspectos o ámbitos de nuestra vida. La primera es aquella de las necesidades básicas: bebida, comida, vivienda y la vestimenta. La segunda escala es la necesidad de estar seguros y protegidos. La tercera, por su parte, se relaciona con la necesidad de pertenencia, y el deseo de amistad, amor, afecto. El cuarto nivel es aquel donde las necesidades son de autoestima, y el objetivo de conseguir éxito y prestigio. Por último, se ubican en el quinto escalón las necesidades de autorrealización, donde podemos aplicar todas nuestras habilidades para demostrar de qué somos capaces y cumplir con nuestros objetivos o metas personales.

>> Definición Más >>