Definición de Obesidad Mórbida

El término obesidad mórbida es usado en medicina para referirse a los casos más graves de obesidad, aquellos en los que el individuo presenta un peso 45 kilos por encima de lo recomendado por los expertos o bien su índice de masa corporal (IMC) es superior a 40, ó 35 si además presenta alguna otra enfermedad grave.

Habitualmente la única solución para este tipo de enfermedad es proceder a realizar una cirugía de pérdida de peso. La obesidad mórbida supone una fuerte discapacidad para quien la sufre, acortando enormemente la esperanza de vida y llevando al paciente a una situación de exclusión social.

Causas de la obesidad mórbida

Pese a lo que la creencia popular parezca indicar, en la mayoría de casos, la obesidad mórbida no tiene su origen en algún desorden alimenticio unido a una falta de fuerza de voluntad o un sedentarismo excesivo. Numerosos estudios científicos han llegado a la conclusión de que la causa más habitual para la obesidad mórbida se encuentra en la carga genética del paciente, llegando al extremo de que incluso siguiendo dietas estrictas y haciendo ejercicio sea muy difícil bajar de peso.

Uno de los múltiples ejemplos que sirven para reforzar esta teoría es el de los hijos adoptados. En estos casos, sea cual sea el entorno en el que se críen, su peso muestra una alta correlación con el de sus padres biológicos, sin importar las costumbres alimenticias de sus progenitores adoptivos.

Y es que si bien aún no se conoce qué genes concretos se encargan de transmitir este tipo de información de generación en generación, todo parece apuntar a que de igual modo que el color del pelo o la atura vienen en gran medida predeterminados, lo mismo ocurriría con la capacidad de nuestro metabolismo para almacenar grasa o controlar el apetito.

Consecuencias de la obesidad mórbida

La obesidad mórbida no supone sólo un problema de peso, sino que influye notablemente en la posible aparición de otras muchas dolencias. Así, por ejemplo, una persona con obesidad mórbida tiene hasta seis veces más probabilidades de lo normal de tener problemas de hipertensión, cuatro veces más de sufrir algún tipo de diabetes, el doble de padecer artritis, así como de ser más propensos a sufrir algunos tipos de cáncer. Siendo el resumen de todo ello el hecho de que las personas que sufren este problema tienen una esperanza de vida nueve años más corta de lo habitual.

Imagen: iStock, mediaphotos

Definición Siguiente >>