Definición de Oferente

oferenteUn oferente es un agente que ofrece un bien o servicio en un mercado. Los mismos tienden a maximizar la ganancia, buscando imponer el precio más alto que sea posible. Su contrapartida son los demandantes, aquellos que contratarán dicho servicio o adquirirán dicho producto, buscando en el proceso pagar lo menos posible por el mismo. El precio será establecido en función del valor en donde sendos agentes se pongan de acuerdo. Esta mecánica es uno de los principios básicos que rigen las teorías económicas y su ejemplificación en ejes cartesianos es harto sencilla. En este contexto, un oferente es un elemento más de los que está compuesta la oferta de dicho bien o servicio; cuando se hace referencia a toda la oferta de los oferentes de una economía se hace referencia a la oferta agregada.

Los oferentes existen desde que existe la economía, esto es, desde comienzos de la humanidad. Poco importa que en los primeros momentos de la historia la utilización de medio circulante todavía fuese una circunstancia inexistente, ya el mero trueque lo implica. Ser un oferente implica hacer una proposición de transacción a la sociedad, transacción que podrá ser respondida por un conjunto de individuos y que será clave para la determinación del precio.

Existe una estrecha vinculación entre la oferta y la demanda, relación que es de notable importancia y que fue postulada con diferencias a lo largo de la historia. La Ley de Say, señala que la oferta crea su demanda, es decir, que mientras exista más producción de bienes, habrá más demanda de los mismos; esta circunstancia se explica por el hecho de que mientras más oferta realice un oferente, más podrá demandar en el mercado. Al respecto, Keynes hizo gala de una reversión del concepto, diciendo que es la demanda la que determina a la oferta porque solo es razonable producir aquello que será comprado; esta circunstancia es la que explica que buscará en su modelo teórico aumentar la demanda agregada como una solución a las crisis económicas.

Puede decirse que cualquier individuo que se valga de sus medios debe convertirse en un oferente de algo que agregue valor a alguien, es decir, que tenga la potencialidad para resolver algún problema y satisfacer algún deseo específico. Esta circunstancia es nuclear en el ámbito del trabajo y de los negocios y debe tenerse especialmente presente como una base conceptual para cualquier empresa que se decida llevar acabo con posibilidades de éxito.

Definición Siguiente >>