Definición de Organismos

OrganismosEn su acepción más habitual, el término organismos hace referencia a todos aquellos seres vivos que habitan en nuestro planeta, con indiferencia de su forma, tamaño o cualquier otra característica física o elemento primordial. De esta manera, en la definición de organismos, entran desde las bacterias microscópicas a las gigantescas secuoyas de más de 100 metros de altura.

Clasificación de organismos

Hay multitud de formas de clasificar a los organismos según los más variados criterios, pero siguiendo la teoría más habitual se puede hablar de tres grandes divisiones:

Por el número de células que los componen: pluricelulares o unicelulares

Como su propio nombre indica, los organismos pluricelulares se componen por una gran cantidad de células, mientras que los unicelulares están integrados por una sola célula. Entre los primeros estarían los seres humanos, los animales, las plantas, etc. Mientras que en el grupo de los unicelulares destacan las bacterias.

Un punto interesante es que todos los organismos pluricelulares en su origen han tenido que ser unicelulares, ya que se trata de una condición por la que obligatoriamente pasan todos los organismos. Además, aunque pudiera parecer lo contrario, el grupo de organismos unicelulares contiene en su interior a la gran mayoría de organismos vivos del planeta.

Por su modo de alimentación: autótrofos o heterótrofos

Los organismos autótrofos son aquellos capaces de fabricarse su propio alimento, como sucede en el caso de las plantas. Y en contraposición, los heterótrofos necesitan ingerir sustancias orgánicas fabricadas por otros organismos. Éste es el caso de los animales, que pueden nutrirse tanto de organismos autótrofos como de otros heterótrofos.

Una cualidad particular de los seres humanos es que gracias a su desarrollo, estos pueden ingerir alimentos fabricados a partir de materias primas que sufren un proceso de elaboración en plantas de producción.

Por otra parte, el sistema de alimentación de los organismos autótrofos consiste en crear las sustancias que requieren para vivir a partir de sustancias inorgánicas como la luz. Es por tanto importante señalar que si bien no necesitan de otros organismos para nutrirse sí que necesitan de factores externos para realizar correctamente su ciclo metabólico.

Por su metabolismo: aeróbicos o anaeróbicos

Aquellos organismos que necesitan el oxígeno para vivir pertenecen al grupo de los aeróbicos, como por ejemplo el ser humano, mientras que por contraposición, los organismos anaeróbicos serán aquellos que no precisen de oxígeno en su metabolismo.

En el segundo grupo, dependiendo de la sustancia que reemplace al oxígeno podrá realizarse una nueva clasificación que diferencie entre organismos que realizan la fermentación o una respiración anaeróbica.

Foto: iStock. Gianluca Rasile

Definición Siguiente >>