Definición de Ortografía



La ortografía es el sistema de reglas que regula la escritura, dentro del marco de una lengua específica, como puede por ejemplo la lengua española. Las reglas de ortografía son convenciones lingüísticas que con el tiempo se han consolidado, y han pasado a estar escritas como es el caso de diccionarios.

En la lengua española, la ortografía comenzó a establecerse recién en el siglo XVIII cuando se formó la Real Academia Española (RAE) con sede en Madrid, España y desde allí inició el trabajo de formalizar el idioma. La RAE, periódicamente, publica la serie de tomos del Diccionario de la Lengua Española, que cuenta actualmente con 23 tomos (la última edición fue en 2001) donde se encuentran todas las palabras utilizadas en el idioma español, teniendo en cuenta muchas de las que también son utilizadas en América Latina. Claro que para esto, la RAE cuenta con la contribución de academias de lenguas pertenecientes a cada país de habla hispana.

La ortografía y sus reglas es una de las primeras cosas que comenzamos a aprender cuando iniciamos la educación básica. Luego de aprender a escribir, nuestros maestros comienzan a corregir aquellos errores ortográficos que podamos tener, para lograr así pulir nuestra escritura y hacerlo de la manera convenida lingüísticamente. Aún así, podemos ver muchas personas que no tienen en cuenta la ortografía y escriben de manera errónea, quizás por desconocimiento, claro, pero también por una notable cuota de despreocupación sobre cómo escribir correctamente.

Están también aquellos que aseguran que las nuevas tecnologías han disminuido de manera notable la calidad de la ortografía y de la escritura en general, por ejemplo con la irrupción de los mensajes de texto, los chats o las redes sociales. En el caso de los mensajes de texto que enviamos vía teléfono móvil, muchas veces para ahorrar espacios o tiempo se acortan palabras como “porque” que pasa a escribirse “xq” o “porq”, lo cual muchos sostienen que, con el paso del tiempo, se naturaliza dicha manera de escribir y se la aplica a otros ámbitos como por ejemplo en la realización de exámenes o de redacción de informes, lo cual sin dudas, es un grave error.

Lo ideal sería comprender ambos usos, y poder sacar provecho de ello. Podemos tranquilamente acortar palabras o escribirlas de otro modo en ámbitos informales, como lo es precisamente un chat o un mensaje de texto que enviamos a un familiar o un amigo, y ser conscientes de la manera correcta de escribir ante ámbitos formales como el trabajo o el ámbito de estudios.

Definición Siguiente >>