Definición de Paisaje natural



La naturaleza que nos rodea se presenta de diversas maneras. En la mayoría de espacios, los seres humanos han intervenido y los han transformado para satisfacer sus necesidades. El terreno agrícola, las ciudades, las carreteras y las montañas son enclaves que el hombre ha ido ocupando para desarrollar todo tipo de actividades.

Sin embargo, nuestro planeta todavía tiene algunos lugares que los humanos no los han modificado. Son los paisajes naturales. Las zonas donde se ubican son muy concretas: algunos bosques tropicales, los polos, zonas elevadas de montaña, algunos lugares desérticos y ciertas zonas costeras. Todos ellos tienen elementos en común. Se encuentran en espacios de difícil acceso, la vida en ellos está sujeta a condiciones extremas y hay más inconvenientes que ventajas a la hora de asentarse en ellos. Generalmente, la densidad de población en los paisajes naturales es especialmente baja.

La principal característica del paisaje natural consiste en que su estado no está alterado por la mano del hombre. Por este motivo se le llama natural, ya que su estructura se ha creado por la interacción de elementos climáticos, ecológicos y geológicos.

Hay paisajes que se podrían definir como semi naturales. Es el caso de los parques naturales, los cuales están protegidos legalmente y se interviene en ellos para mantener al conjunto de especies que habitan en los mismos.

En otras épocas hubo un gran interés por descubrir nuevos paisajes naturales. Exploradores y descubridores fueron desvelando los secretos del planeta y en la actualidad se conocen todos los rincones de la tierra. Por este motivo, el concepto de paisaje natural es más una idea que una realidad. Y como idea expresa la pureza de la naturaleza, su dimensión salvaje y genuina. Se trata de un ideal humano que intenta recuperar un tiempo en el que la naturaleza era inhóspita y al mismo tiempo ejercía un magnetismo potente. Por este motivo, no es extraño que busquemos lugares que no son estrictamente paisajes naturales, pero tienen la apariencia de serlo ( playas recónditas o bosques alejados de la civilización ).

Algunos geógrafos hablan del binomio sociedad-naturaleza. La naturaleza va cambiando a medida que los individuos intervienen en ella. Y los paisajes naturales son como un símbolo, las zonas intactas que el hombre no ha querido o no ha podido ocupar.

Definición Siguiente >>