Definición de Ritmo Circadiano - Biológico

Desde la biología y las diferentes ciencias naturales se analiza el comportamiento de los organismos vivos a lo largo de un determinado período de tiempo en términos de rutina, para analizar la existencia de ritmos que se repitan o de posibles desórdenes. A esto se lo conoce como ritmo circadiano o biológico y existe tanto para seres humanos como para los restantes animales y plantas.

Explicación del concepto de ritmo biológico

La naturaleza en todo su conjunto se desarrolla con el concepto de ritmos, aquello que hace que algo se dé de manera cíclica como pasa por ejemplo con los cambios de estaciones o con el ritmo del día. Esto mismo, aunque parezca increíble, se traslada a los organismos vivos, tanto plantas como animales. Y en el caso del ser humano, encontramos que esto se repite y se conoce como ritmo circadiano.

Esto es lo que hace que uno tenga tanto un ritmo natural de vida (nacer, crecer, desarrollarse y morir) pero también diario, es decir un funcionamiento que se repite todos los días aproximadamente en determinados horarios más allá de la rutina diaria que tenga cada una de nuestras vidas.

¿Cómo se hace visible en el caso del ser humano?

El ritmo circadiano o ritmo biológico cumple una lógica que es hacer que el cuerpo humano se adapte mejor a determinados estímulos. Así, se estudia con el comportamiento y sus reacciones al entorno. El cuerpo no actúa igual de noche que de día, por ejemplo se considera que el organismo está en sus plenas funciones alrededor de las 14 horas mientras las 10 de la mañana es el momento de despertar completo.

Al mismo tiempo, la noche tiene sus diferentes etapas que hacen que el cuerpo vaya entrando en latencia en diferentes funciones, por ejemplo a las 4 de la mañana es la hora de sueño profundo y cuatro horas más tarde cuando se reactiva el sistema digestivo que entró en un parate a eso de las 22 de la noche.

La gran incertidumbre: ¿puede cambiarse el ritmo biológico con las actividades diarias?

Para entender esto es necesario tener en cuenta que los organismos se adaptan a diferentes estímulos permanentemente. Esto quiere decir que el concepto de ritmo circadiano se establece con parámetros ideales pero que luego la persona puede estirar o llevar al límite de acuerdo a sus necesidades (por ejemplo, cuando se trabaja de noche y se necesita estar despierto).

De todos modos, siempre que se cambie el ritmo biológico se presentarán diferentes consecuencias que pueden ir desde la alteración del sueño a cambios en los deseos y en el apetito, en el funcionamiento de los intestinos, en el rendimiento del cerebro, etc.

Imagen: Fotolia. mejn

Definición Siguiente >>