Definición de Sexo

La idea de sexo en relación con los seres humanos puede entenderse desde perspectivas diferentes y todas con una cierta relación. Por una parte, el sexo tiene una dimensión reproductora, también es un instinto que puede estar vinculado al amor y, por último, el sexo forma parte de una industria. Al mismo tiempo, el sexo está presente en la concepción moral del ser humano, en la publicidad o en el mundo de los sueños.

La reproducción sexual humana

La reproducción es una de las funciones vitales. Por esta función el hombre y la mujer se unen a través del coito y sus células reproductoras correspondientes generan un nuevo ser humano. Las células reproductoras masculinas y femeninas se producen en sus aparatos reproductores y los rasgos que caracterizan a los aparatos reproductores reciben el nombre de caracteres sexuales primarios, los cuales maduran con los años hasta que son fértiles y ya pueden realizar la función de reproducción.

El sexo como instinto

La sexualidad está escrita en el código genético y determina la reproducción y, paralelamente, nuestro deseo o apetito sexual. Esto quiere decir hay un instinto sexual, el cual está "controlado" por una serie de reglas morales (por ejemplo, la prohibición del incesto en la mayoría de culturas).

Las tradiciones culturales y las ideas religiosas son igualmente dos aspectos que de alguna manera vigilan el instinto sexual (recordemos que la lujuria es uno de los siete pecados capitales en el cristianismo).

El sexo y el amor

Tradicionalmente se entiende que el sexo unido al sentimiento amoroso es la máxima expresión del amor carnal. Esta combinación es la más extendida pero no es la única, pues hay personas que defienden una sexualidad libre de ataduras. En este sentido, se podría distinguir entre el sexo "legítimo" y el "ilegítimo".

El primer caso sería el sexo dentro del matrimonio o en una relación estable de pareja, es decir, enmarcado dentro del amor romántico. El sexo "ilegítimo" es aquel que se valora como sucio, pecaminoso o desviado (prostitución, aberraciones sexuales, parafilias, etc).

La industria del sexo

La pornografía es una de las industrias más potentes a nivel mundial. Se trata de un lucrativo negocio basado en el instinto sexual que está presente en hombres y mujeres. Esta industria ofrece productos muy variados: películas con todo tipo de actividades sexuales y artilugios para proporcionar placer o potenciar los juegos eróticos. El porno es una manera de entender el sexo y socialmente es considerado como una versión distinta al sexo erótico.

Imagen: iStock. sunemotion

Definición Siguiente >>