Definición de Simiente

Se conoce como simiente a la semilla de cualquier planta y en este sentido, la simiente es el elemento esencial que puede hacer que se generen nuevas plantas o nuevos especímenes. 'Simiente' es un término poco conocido y poco utilizado pero sin embargo es la parte esencial y central de la continuidad de la vida.

¿Qué es la simiente y por qué ese nombre?

Si tenemos que prestar atención a la etimología de la palabra simiente descubriremos que la misma proviene del griego y que hace referencia a la idea de semilla, semen, todo lo que tiene que ver con aquello que da vida y que es el germen de donde todo parte. Simiente es una idea que entonces nos identifica con la parte más elemental de cualquier planta o semilla.

También, puede ser utilizada esta palabra en forma metafórica para designar a todo lo que actúa como base o como fundamento de algo. En este sentido, existió en México una famosa publicación educativa que llevaba el nombre Simiente y que se entendía como 'la semilla desde donde todo comienza' en relación a la educación.

Las partes que componen a la simiente

La simiente o semilla de cualquier planta se compone básicamente de los mismos elementos aunque pueda haber diferencias en cuanto al color, el tamaño, etc. Estas partes son el tegumento o una membrana delicada que la protege del entorno y que luego se descarta cuando desde la semilla crece un nuevo germen.

El germen propiamente dicho se encuentra en el centro de la semilla y se divide en radícula, hipocótilo y cotiledones. En estos últimos se almacena o se guarda el alimento que servirá para que ese germen crezca y convertirse en algún tipo de planta más compleja. Si la simiente o semilla no logra desarrollarse completamente, es muy probable que no desarrolle sus características a pleno y luego pueda no completar su crecimiento hacia un vegetal.

Las simientes o semillas como alimentos en sí mismos

En los últimos tiempos ha crecido una tendencia muy importante en la nutrición que plantea la importancia de consumir semillas como alimentos en su totalidad. Las semillas aportan un alto nivel de minerales y vitaminas, además de ser muchas de ellas antioxidantes y sanas tanto para el tracto digestivo, para disminuir el colesterol o incluso por el simple hecho de sazonar determinadas comidas.

Las semillas se consumen hoy en día en gran cantidad y se suman fácilmente a todo tipo de comidas.

Imagen: SolisImages. Fotolia

Definición Siguiente >>