Definición de Sínodo

Un sínodo es una asamblea de obispos de la iglesia católica de todo el mundo, quienes se reúnen en torno al máximo responsable del movimiento católico, el Papa u obispo de Roma. La finalidad de un sínodo es reflexionar de manera conjunta sobre temas relevantes para el conjunto de la iglesia y de la humanidad.

Existen dos tipos de sínodo, aquellos que tienen un carácter ordinario y los que se convocan de manera extraordinaria. Los primeros tienen lugar de manera periódica pero sin una norma fija, mientras que los extraordinarios se convocan de manera excepcional. En cualquier caso, los sínodos tienen lugar en el Vaticano en la mayoría de ocasiones.

Una aclaración sobre el vocablo

Desde el punto de vista de la etimología del término, sínodo proviene del latín y significa literalmente caminar juntos (la palabra sinudos en latín proviene a su vez del griego). Si bien los griegos de la antigüedad utilizaban el término como sinónimo de reunión o acción compartida y empleaban este vocablo en el contexto de los debates políticos, con el surgimiento del Cristianismo el vocablo se adaptó a la terminología eclesiástica. Debido a ello, al margen del contexto religioso no existen los sínodos, sino asambleas, foros o congresos.

Consideraciones generales sobre los sínodos

La iglesia católica tiene una vocación universal (el vocablo católico significa precisamente universal) y los máximos responsables del catolicismo entienden que los sínodos son necesarios para compartir experiencias desde distintas perspectivas y a partir de ellas alcanzar conclusiones que puedan ser de utilidad. Hay que tener en cuenta que la iglesia católica debe tener unos criterios compartidos y claros para así evitar interpretaciones distintas sobre los asuntos.

Los obispos son los protagonistas de este tipo de encuentros y la mayoría de ellos son propuestos por el papa, aunque también pueden ser propuestos por otras entidades (por ejemplo, la conferencia episcopal de cada país). No obstante, es el papa quien preside el sínodo durante el tiempo en el que se realizan las distintas comisiones y jornadas de trabajo.

Son muy diversos los asuntos que han sido abordados en los diferentes sínodos, tales como el sacerdocio, la evangelización, el catecismo, la actividad pastoral o el papel de la familia

Si bien los sínodos como foro de debate tienen un origen remoto, su versión actual hay que situarla en el contexto del Concilio Vaticano ll, cuando tras morir el papa Juan XXlll su sucesor Pablo Vl impulsó la institución del sínodo de obispos con el fin de que la iglesia católica pudiera afrontar los retos que afectan al conjunto de la humanidad.

Imagen: iStock. MattiaATH

Definición Siguiente >>