Definición de Sistema Nervioso

El sistema nervioso es uno de los sistemas más complejos y fascinantes del cuerpo humano. Es tal su importancia, que la evolución le ha brindado una protección especial al ubicar gran parte de él en el interior de un grupo de estructuras óseas que lo aíslan del exterior.

Este sistema tiene un tipo particular de células conocidas como neuronas, sus cuerpos se unen formando lo que se conoce como sustancia gris, mientras que sus prolongaciones dan origen a la sustancia blanca y a los nervios periféricos.

Estructuras que conforman el sistema nervioso

Este sistema está conformado por una serie de estructuras que abarcan al cerebro, tallo cerebral, cerebelo, médula espinal y nervios periféricos.

El cerebro está constituido por los hemisferios cerebrales y el diencéfalo. Los hemisferios son dos, uno a cada lado, están formados por varios lóbulos, cada uno con funciones bien definidas, ellos son los lóbulos frontal, parietal, temporal, occipital y lóbulo de la ínsula.

El diencéfalo es la parte del cerebro ubicada entre los dos hemisferio, allí se encuentran dos importantes estructuras, el tálamo relacionado con la memoria, las emociones, percepción de las sensaciones y el dolor, y el hipotálamo que es la estructura encargada de regular la temperatura corporal, el hambre, la sed, los ritmos circadianos, la función del sistema nervioso autónomo y al sistema endocrino.

El cerebelo es una estructura única localizada debajo de la parte posterior del cerebro, este tiene importantes funciones en la regulación de los movimientos, la postura y el tono o grado de contracción de los músculos.

El tallo cerebral está formado por la protuberancia, el puente y el bulbo raquídeo, allí se originan los nervios craneales y se regulan sus funciones y reflejos. Aquí también es donde se encuentra el área relacionada con mantener el estado de conciencia, se ubican los centros nerviosos que regulan la respiración y se encuentra el área que produce dopamina, sustancia necesaria para regular y coordinar los movimientos y la postura, cuando esta falla se produce el trastorno conocido como Enfermedad de Parkinson.

La médula espinal es la parte del sistema nervioso que se encuentra localizada en el interior de la columna vertebral, aquí se originan los nervios que van a distribuirse por todo el cuerpo para permitir que se regulen las funciones viscerales, los movimientos voluntarios e involuntarios, los reflejos, el equilibrio, la postura e incluso la sensibilidad.

Sistema nervioso central y periférico

A fines de poder estudiar más ampliamente el sistema nervioso, este se clasifica en dos grandes tipos. El sistema nervioso central corresponde al cerebro, cerebelo, tallo cerebral y médula espinal, aquí se encuentran los centro regulatorios y es en donde se originan todas las neuronas.

El sistema nervioso periférico se encuentra formado por los nervios periféricos, que no son más que las prolongaciones de las neuronas conocidas como axones encargadas de trasmitir información entre el sistema nervioso central y los diferentes órganos y sistemas del organismo.

Sistema nervioso autónomo

Un tipo especial de sistema nervioso lo constituye el sistema autónomo, recibe este nombre porque actúa de forma independiente o autónoma de la voluntad, regulando las funciones conocidas como vegetativas. Estas incluyen los latidos cardiacos, la respiración, la presión arterial, los procesos digestivos, los movimientos de los músculos lisos e incluso el diámetro de las pupilas.

Imagen: iStock. the-lightwriter

Definición Siguiente >>