Definición de Solidaridad



Los seres humanos vivimos en sociedad, corremos el riesgo de mirarnos en exceso el ombligo a nosotros mismos porque cualquier persona vive dando un peso excesivo al yo cuando en realidad, no debemos perder de vista que el bien común se expresa a través de la fórmula “nosotros”. Es decir, nunca se debe de sentir indiferencia ante el dolor ajeno porque la empatía que surge del corazón nos lleva a conectar con los demás buscando la forma de ayudar. Así lo muestra la solidaridad, un valor muy importante para una sociedad desarrollada en la que se trabaja de una forma constante para defender los derechos de los colectivos más vulnerables, haciendo frente a las injusticias sociales.

La solidaridad muestra la ayuda altruista, generosa y desinteresada que surge del corazón a partir de la máxima que afirma que “hay que dar sin esperar nada a cambio” porque aquel que da lo mejor de sí mismo al otro descubre que ya recibe el mayor premio y la mejor recompensa: el bien es un tesoro que aporta una inmensa satisfacción personal tanto aquel que da como a aquel que lo recibe.

Existen entidades sociales que trabajan por el bien común. Entidades que necesitan del apoyo constante de personal voluntario implicado en la causa. Existen muchas formas diferentes de ser solidario. Por ejemplo, se puede apoyar a una entidad de ayuda social con una cantidad económica. Pero también es posible ser solidario colaborando como voluntario con una organización. En este caso, el voluntario dedica una parte de su tiempo personal a la realización de una labor.

Existen distintas actividades de ayuda social, por ejemplo, visitar a ancianos que viven solos para hacerles compañía durante un tiempo semanal. Así como cualquier ser humano tiene una inmensa capacidad de superación y puede crecer como persona de una forma constante, una sociedad también puede ser cada día mejor. Pero para eso, se necesita la implicación de las personas que construyen esa sociedad. Personas con valores solidarios capaces de luchar por aquello en lo que creen.

La solidaridad es un aprendizaje que se adquiere al tomar conciencia de un problema real. La solidaridad puede ponerse en práctica en el entorno más cercano. Ser solidario es apostar por la inteligencia emocional de vivir siendo verdaderamente humano.

Existen personas solidarias que se convierten en un ejemplo y en un referente para los demás, es decir, en un modelo a seguir.

>> Definición Siguiente >>