Definición de Solidaridad



Se denomina solidaridad a un sentimiento que se basa en la unidad, en la unión para conseguir metas, fines, objetivos o intereses en común. Supone la presencia de valores positivos y correctos, y un “saber accionar” de manera armónica con la demás gente. Uno de los sociólogos que más aportes significativos ha hecho en cuanto a definir y abordar la solidaridad es Émile Durkheim. La solidaridad se posiciona como un valor requerido para unir a los miembros de una sociedad.

Durkheim definió dos tipos de solidaridad. Una de ellas es la solidaridad mecánica, donde cada individuo tiene competencias para realizar muchos trabajos. Es característica de las sociedades primitivas, y surge a partir de la conciencia colectiva. En cambio, la solidaridad orgánica surge de la división del trabajo, por el cual cada individuo tiene una marcada especialización, lo cual produce interdependencia entre individuos para concretar una acción dentro de un proceso. La cohesión grupal da lugar a la solidaridad entre las personas, y entre éstas para con la sociedad. Cada individuo posee sólo una parte de los recursos y de los conocimientos, lo cual genera que todos dependen de todos.

El término solidaridad proviene de la voz en latín soliditas, que significa un conjunto o cuerpo compacto, unido, sólido en su conformación. La Doctrina Social de la Iglesia Católica, plantea que la solidaridad supone la igualdad entre todos los seres humanos, entre hombres y mujeres, en cualquier tiempo de la historia, y que no tolera diferencias por particularidades.

Con la conformación de lo que hoy conocemos como “tercer sector”, conformado por organizaciones no gubernamentales, de economía social, organizaciones civiles, asociaciones y fundaciones, la solidaridad ha tomado nuevas acepciones. Para muchos, puede ser entregar donaciones para grupos vulnerables o en situación de riesgo, o para otros dedicar parte de su tiempo en colaborar con actividades específicas de una ONG.

Lo común a todo esto es que la solidaridad supone entender que existe un fin común, un objetivo al cual todo el grupo debe llegar, y cada uno tiene un rol determinado en ese proceso, y por lo tanto, deberá cumplir con determinadas acciones específicas para cumplir con su parte.

Sin embargo, y tal como lo veíamos en las definiciones establecidas por Durkheim no es necesario ser parte de una organización del tercer sector para ejercer solidaridad. Existen muchas otras situaciones dentro de la vida cotidiana en las cuales podemos ser solidarios. Tal es el caso por ejemplo si participamos en actividades deportivas en grupo o mismo con los integrantes de nuestra familia o nuestro grupo de estudios.

>> Definición Más >>