Definición de Sponsor

Un sponsor es generalmente una entidad o individuo que financia algún tipo de actividad con el fin de obtener algún beneficio económico. Si bien el término sponsor está aceptado por el DRAE y es un anglicismo incorporado al lenguaje cotidiano, en español resulta más apropiado el término patrocinador.

La sponsorización es normalmente una estrategia de marketing destinada a potenciar una entidad. En este sentido, es habitual que se sponsoricen actividades reconocidas socialmente y con una gran aceptación popular, como por ejemplo los clubs o los eventos deportivos, festivales musicales o acontecimientos con una cierta dimensión social. La idea de la sponsorización es sencilla: que los consumidores asocien una marca con unos determinados valores. A partir de esta asociación de ideas la entidad patrocinadora podrá obtener un rentabilidad económica, ya que el sponsorizar no es más que una estrategia publicitaria.

Un ejemplo hipotético

Supongamos que una compañía dedicada a los seguros médicos publicita una carrera popular con miles de participantes. Como es evidente, la carrera popular lleva implícita una serie de ideas asociadas (participación popular, salud, superación personal, esfuerzo, etc). Se trata, por lo tanto, de crear un vínculo entre el evento deportivo y los valores de una organización empresarial.

Mecenas, filántropos, sponsors y patrocinadores

Un mecenas suele ser alguien con un elevado poder adquisitivo que decide financiar un proyecto interesante, por ejemplo una exposición de pintura. El mecenazgo forma parte de la tradición histórica y ya en la antigüedad algunas personas adineradas apoyaban económicamente a los artistas. El mecenas no pretendía obtener un beneficio económico pero sin duda obtenía algo a cambio, un reconocimiento social.

El filántropo es alguien de una gran fortuna y una parte de sus ingresos los dona a algún tipo de causa, por ejemplo a la investigación médica. El filántropo tampoco busca el beneficio propio sino que su motivación obedece a un compromiso ético.

El sponsor o patrocinador no actúa de manera filantrópica y desinteresada, puesto que pretende obtener una rentabilidad

A pesar de las diferencias entre el mecenas, el filántropo y el sponsor o patrocinador, todos ellos tienen algo en común: dan algo con la intención de recibir. La idea de recibir es relativa, ya que el sponsor realiza una inversión publicitaria, mientras que el mecenas y el filántropo actúan desinteresadamente. No obstante, el desinterés del mecenas o del filántropo no es absoluto, puesto que con su acción generosa consigue mayor prestigio y, en consecuencia, recibe la gratitud de la sociedad.

Foto: iStock, Sjoerd van der Wal

Definición Siguiente >>