Definición de Tecnocracia

TecnocraciaLa palabra tecnocracia proviene del griego, concretamente de tecne, que quiere decir arte o técnica y de cracia, que significa gobierno. Así, tecnocracia es el gobierno de los técnicos. Esto quiere decir que los partidarios de la tecnocracia consideran que las personas que están en un gobierno deberían ser técnicos especialistas en diferentes materias. De esta manera, un equipo de gobierno de tecnócratas estaría formado por expertos en finanzas, juristas, demógrafos, urbanistas y, en definitiva, por individuos con una formación específica en las tareas propias de un gobierno.

El fundamento teórico de la tecnocracia surgió en el contexto histórico del siglo XlX, cuando algunos pensadores empezaron a defender la idea de que el mejor gobierno sería aquel presido por especialistas, quienes tomarían las decisiones más racionales y con criterios estrictamente científicos.

A lo largo de la historia ha habido distintos modelos de gobierno: aristocracia, teocracia, gerontocracia o democracia. Cada uno de ellos presenta una serie de ventajas e inconvenientes. Por este motivo, vale la pena analizar qué aspectos positivos aportaría a un buen gobierno la tecnocracia y qué aspectos serían problemáticos.

Argumentos a favor de la tecnocracia

En la mayoría de sistemas democráticos actuales los representantes políticos tienen que recurrir a asesores altamente especializados, quienes no son elegidos por el pueblo pero se convierten en los técnicos que aconsejan a los dirigentes políticos. De esta manera, los tecnócratas tienen de facto un poder y de alguna manera ya son protagonistas de la mayoría de decisiones políticas.

Si un gobierno tiene que adoptar medidas sobre un asunto público (por ejemplo, una propuesta urbanística) es razonable que el que toma las decisiones sea un entendido, en este caso un urbanista.

Para algunos, la tecnocracia sería la forma de gobierno más lógica y razonable. Esto evitaría desviaciones democráticas (por ejemplo, el populismo o la demagogia de algunos dirigentes cuyas decisiones acaban siendo perniciosas para los intereses de un pueblo).

Argumentos en contra de la tecnocracia

El sistema democrático no es perfecto, pero se considera que es el menos malo de todos los sistemas. Por lo tanto, pensar que la tecnocracia resolvería las debilidades de la democracia supone defender un criterio inquietante y con consecuencias impredecibles.

No hay ninguna decisión técnica neutra y objetiva, pues detrás de cada medida técnica hay una ideología, unos valores y una visión del mundo. Por lo tanto, considerar que la tecnocracia es una propuesta objetiva es un planteamiento ingenuo y que no conecta con la condición humana, que siempre está sujeta a intereses de algún tipo (de una clase social o de un sector económico).

Foto: iStock. powerofforever

Definición Siguiente >>