Definición de Temporalidad

En el ámbito del trabajo

Cuando una actividad está sujeta a unas limitaciones de tiempo determinadas se habla de temporalidad. Por lo tanto, este sustantivo hace alusión a la coordenada de tiempo propia de una acción.

Ciertas actividades laborales trascurren en unas fechas concretas y fuera de ellas se interrumpen. Así, en el sector turístico es habitual que las empresas contraten trabajadores de manera no indefinida sino temporal. Esto es lo que sucede en las zonas vacacionales, donde los hoteles necesitan mano de obra para los meses de verano. Lo mismo ocurre en relación con el sector del comercio en la temporada de rebajas o en el periodo navideño. Por lo general, la temporalidad en el trabajo es sinónimo de precariedad e inestabilidad laboral.

En la agricultura

Para cultivar un producto el agricultor debe partir de un plantemamiento temporal. En este sentido, los ciclos de la naturaleza son las coordenadas a partir de las cuales se realizan las cosechas que, a su vez, determinan la contratación de trabajadores del campo. Cuando el hombre empezó a comprender los ciclos de la naturaleza de una manera objetiva estuvo en condiciones para cultivar de manera organizada.

Vida cotidiana, ciclos de la naturaleza y reloj biológico

Desde un punto de vista individual o social, todas las actividades que realizamos dependen de la temporalidad. Tenemos un horario para trabajar, para nuestro ocio y para el descanso. Desde que nacemos vamos incorporando unas pautas para distribuir nuestro tiempo de manera eficaz. Así, el conjunto de actividades que realizamos dependen de otras dos dimensiones temporales: el ciclo noche-día y nuestro ritmo biológico interno.

Temporalidad y filosofía

Nuestro lenguaje pone de manifiesto que no podemos eludir la temporalidad. Sin darnos cuenta hablamos de ahora, de más tarde, pronto o ya mismo y todas estas palabras nos recuerdan la temporalidad del lenguaje. Esta dimensión del tiempo en la comunicación se corresponde con la observación de la realidad y con los cambios que se producen permanentemente a nuestro alrededor. Desde la filosofía se ha reflexionado sobre el tiempo con planteamientos muy diversos:

1) la idea de tiempo absoluto, 2) el tiempo como vivencia interior,

3) la angustia ante la fugacidad del tiempo,

4) el tiempo como cualidad de la conciencia humana,

5) el tiempo como misterio y un largo etcétera de enfoques sobre la temporalidad. De alguna manera, todas las perspectivas se pueden agrupar en dos: las que hacen referencia al tiempo cosmológico y las que aluden al tiempo psicológico.

Foto: iStock, TonyYao

Definición Siguiente >>