Definición de Tiamina (vitamina B1)

Tiamina-vitamina-B1Tiamina es la denominación técnica de una vitamina, denominada también como B1. Existen un total de 13 vitaminas conocidas, siendo todas ellas sustancias inorgánicas que se encuentran en los alimentos, puesto que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlas.

La tiamina forma parte de un grupo de vitaminas, el llamado grupo B, siendo todas ellas esenciales para la vida. El grupo B comparte una serie de propiedades: son solubles en agua y están relacionadas con el metabolismo, es decir, con el conjunto de reacciones químicas que se producen en nuestro organismo.

La tiamina es una molécula que tiene una forma activa, el pirofosfato de tiamina (TPP) y cuando hay una carencia significativa en nuestro cuerpo se padecen algunas enfermedades. De hecho, su descubrimiento se originó al comprobar su ausencia en la enfermedad del beriberi. Esta dolencia es conocida desde la antigüedad y se manifiesta con síntomas neurológicos y problemas de corazón. A principios del siglo XX se detectó que el déficit de tiamina es el causante de esta patología, que se ha manifestado históricamente en Oriente, donde la alimentación básica es el arroz y cuando no tiene cáscara causa el beriberi. La falta de vitamina B1 también está presente entre las personas que padecen alcoholismo, así como algunos síndromes neurológicos muy concretos (el más conocido es el de Korsakoff). Con respecto al alcoholismo hay que recordar que las bebidas alcohólicas actúan como un inhibidor de la vitamina B1.

La tiamina está presente en una proporción elevada en una serie de alimentos: carnes, marisco, pasta y cereales. Hay alimentos que tienen una cantidad reducida de esta vitamina, como las verduras, los lácteos o la fruta. El exceso de tiamina no es recomendable, aunque no provoca toxicidad, ya que se elimina a través de la orina. Por este motivo es considerada como inocua. Según los médicos la cantidad idónea que una persona debe ingerir diariamente se encuentra entre 0.4 y 1.4 mg, aunque esta dosis puede variar ligeramente en función de la edad y el tipo de vida de cada persona.

La absorción de la tiamina es rápida y se almacena en el cerebro, el riñón, el corazón y especialmente en el hígado, órgano encargado de procesar los nutrientes que nos alimentan, entre otras funciones vitales.

Algunos medicamentos contienen tiamina y se recomiendan a pacientes que deben someterse a hemodiálisis. Los casos de toxicidad son muy excepcionales, por los que su ingesta no resulta arriesgada ni provoca contraindicaciones de manera generalizada.

Definición Siguiente >>