Definición de Tiempo Libre



El tiempo libre se constituye como un tiempo que puede usarse a discreción, que se relaciona con la recreación, el ocio y el entretenimiento. Es lo contrario al tiempo que está relacionado o dedicado a ciertas actividades que poseen carácter de obligación, como lo son el comer, dormir, las horas laborales, horas de clases o estudio, ente otros. Tradicionalmente, el tiempo libre, que podríamos llamar tiempo de ocio (u ocio, directamente) es el tiempo que se dedica a las actividad como descanso del trabajo. Sin embargo, estas actividades están cargadas de sentido, por cuanto tienen un valor o relevancia para el sujeto, y le permite el goce de su tiempo libre por fuera de las obligaciones impuestas por la sociedad.

Joffre Dumazedier, sociólogo de origen francés, relaciona al ocio con las actividades u ocupaciones que el sujeto realiza de manera totalmente voluntaria, luego de liberarse de todas sus obligaciones, ya sean éstas profesionales, laborales, familiares e incluso sociales. Este tiempo ocioso puede ser utilizado para el descanso, la diversión, el desarrollo de algún tipo de formación por fuera de su carrera profesional o laboral (como aprender un idioma por puro gusto personal, o asistir a talleres artísticos), la participación voluntaria en organizaciones sociales dentro de su comunidad, etc.

Sin embargo, es bastante relativa la distinción de actividades ociosas y actividades obligatorias, porque podríamos afirmar que las que pueden ser actividades ociosas para algunos individuos pueden ser consideradas obligaciones por otras. Entonces, el carácter de ociosa u obligatoria relacionada a una acción u actividad es relativa y subjetiva, en cuanto varía y depende de la valoración de cada individuo. Por ejemplo, para alguien cocinar puede ser un ocio, mientras que para otro es una obligación, una tarea obligatoria de carácter diario. Claro que también actividades ociosas pueden considerarse actividades que motiven al individuo de manera productiva, y así cocinar o realizar objetos artesanales, que pueden ser en un principio actividades ociosas, pueden en un plazo mediano o largo, contribuir con algún tipo de rédito económico al individuo y convertirse en una actividad productiva, muchas veces complementaria al rédito económico del trabajo u otras actividades que el individuo realiza sí de manera obligatoria.

En los tiempos de la Grecia Antigua, el tiempo libre o tiempo de ocio se relacionaba con la reflexión acerca de los hechos sociales, la política y la filosofía. Mientras, en la actualidad, se relaciona con actividades que buscan el goce y la sensación de disfrutar por parte del sujeto, sensaciones que las actividades obligatorias no ofrecen.

>> Definición Más >>