Definición de Tierra

tierraNuestro planeta es realmente un magnífico lugar. Conocido como el planeta azul debido a su abundante agua, la Tierra es un ecosistema increíblemente complejo y vibrante, donde los organismos vivos interactúan entre sí y con el entorno para crear las condiciones ideales para la vida. Lo tenemos todo: es cálido pero no demasiado caliente, tenemos (aun) suficiente agua y miles de lugares increíbles que son el hogar de un sinnúmero de especies. Es simplemente perfecto.

El lugar ideal para vivir

¿Qué hace que un mundo como el nuestro sea capaz de albergar vida? De acuerdo a algunos científicos, la respuesta está en la combinación de algunos ingredientes

El primer componente fundamental para que existan las plantas y los animales es el agua. Este recurso permitió el origen de la vida hace cerca de 3000 millones de años, en forma de células que poco a poco se fueron transformando hasta convertirse en los ecosistemas que hoy conocemos. Los seres vivos estamos casi en totalidad compuestos por ella y está presente en casi todos nuestros procesos biológicos. Además, su ciclo de evaporación a la atmósfera y su precipitación en forma de lluvia o nieve son vitales para el funcionamiento del planeta y la conservación de la biodiversidad.

La energía es el segundo ingrediente necesario, pues sin ella prácticamente no pasaría nada

La fuente más obvia de energía es la luz solar que permite que la fotosíntesis en las plantas sea posible. La mayoría de las especies depende directa o indirectamente de los nutrientes creados a través de este proceso para tener combustible. Otra gran cantidad de organismos subsisten con otras fuentes de energía, como los químicos encontrados en aguas profundas.

Otro aspecto importante es el tiempo

Muchos especialistas argumentan que los mundos habitables necesitan estrellas que vivan al menos varios millones de años, tiempo suficiente para que la vida evolucione, como en el caso de la Tierra, que tiene alrededor de 4,6 mil millones de años. El organismo más antiguo conocido apareció por primera vez hace unos 3,5 millones de años, lo que significa que la vida podría evolucionar en mil millones de años, más o menos; sin embargo, debido a que nuestro sol ha existido por tanto tiempo, muchas especies incluyendo a los humanos, tuvieron tiempo de evolucionar.

El aire es otro recurso vital para el planeta, pues gracias a él se mantienen las condiciones adecuadas de humedad y temperatura. Además, la capa de ozono funciona como un protector de los rayos solares. Es además necesario para la respiración, pues gracias a él casi todos los seres vivos obtienen oxígeno para sobrevivir.

Necesitamos al planeta y el planeta nos necesita

Durante muchos años se han realizado estudios en el espacio exterior, para encontrar algún otro planeta que reúna las condiciones ideales para la vida humana, sin embargo, ninguno de los hallazgos que se han hecho hasta el momento, cumple con ellas.

El planeta tierra es el único lugar donde podemos vivir. Lamentablemente, el mal uso de los recursos lo está deteriorando a una gran velocidad. Poco a poco estamos empezando a entender las consecuencias de nuestras acciones y el impacto que éstas han tenido en nuestro mundo y nuestra supervivencia como especie. Donde quiera que se mire, la naturaleza está bajo asalto y si no tomamos medidas ahora para tratar de reparar el daño, no podremos dejar un mundo apto para las futuras generaciones. Es importante que desde casa pongamos nuestro granito de arena para contra restar este efecto, de lo contrario nuestras condiciones de vida empeorarán cada vez más. Es responsabilidad de todos hacer algo al respecto.

Definición Siguiente >>