Definición de Totalitarismo

TotalitarismoEl término Totalitarismo se aplica a algunos formas de gobierno del siglo XX. Los regímenes e ideologías a los que generalmente se aplica esta calificación son los siguientes: el fascismo italiano, el nacionalsocialismo alemán y el comunismo soviético, aunque hay otros que también podrían recibir esta denominación.

A pesar de sus diferencias, estos sistemas políticos comparten algunos rasgos comunes. Rechazan la democracia representativa, así como la separación de poderes. Hay un elevado componente militar en la organización social. Existe un partido único en el gobierno de la nación y la oposición es perseguida sistemáticamente. Se activan prácticas de propaganda política, de tal manera que los medios de comunicación están controlados por el gobierno, impidiéndose así que los ciudadanos puedan ejercer la libertad de expresión.

Estos elementos compartidos son características generales, ya que cada modelo totalitario tenía algunas peculiaridades. El fascismo italiano era anticomunista y tenía una clara intención expansionista. El nacionalsocialismo alemán se basaba en la supuesta superioridad racial del pueblo alemán. El comunismo soviético se sustentaba en una fuerte represión de la población y en la idea de que el capitalismo representaba el gran enemigo.

En cualquier caso, todos los Totalitarismos eran sistemas dictatoriales. Por este motivo son llamados así, ya que el modelo político que implantaron tenía un agudo sentido de totalidad. En otras palabras, no había un sentido plural de la sociedad, con partidos, ideas y organizaciones sociales diferentes al modelo impuesto.

El fascismo, el nacionalsocialismo y el comunismo soviético demostraron que eran sistemas ineficaces, porque no permitían que el ser humano expresara uno de los valores más preciados: la libertad.

Los Totalitarismos surgieron en un contexto histórico peculiar; básicamente en situaciones de crisis de tipo económico, político o social. El atractivo inicial de estos sistemas consistía en una respuesta global y rotunda a los problemas de cada nación.

Desde una perspectiva actual, los sistemas totalitarios pueden verse como algo del pasado, pero algunos historiadores recuerdan que el germen de las dictaduras también puede crecer en cualquier sistema, incluso en la democracia, sobre todo en contextos de crisis económica e institucional.

Definición Siguiente >>