Definición de Trotskismo

Conocida como una de las corrientes de pensamiento más importante dentro del ámbito de la izquierda, el trotskismo nace en honor a quien se considera su líder, el ruso León Trotsky. Nacido en 1879, este significativo político es uno de los más reconocidos del siglo XX tanto por su actuación en la impresionante Revolución Rusa como por su escape al posterior stalinismo y su triste muerte en México.

Origen y proveniencia de la figura

El trotskismo se desarrolla a medida que la Revolución Rusa va tomando forma en Rusia luego de 1917. En el grupo de los líderes que llevaron a cabo este importante movimiento político revolucionario encontramos además de León Trotsky al rememorado Vladimir Lenin, principal responsable de la difusión de ideas marxistas y socialistas en el territorio de los zares. Trotsky fue un político judío, nacido en la región de Yánovka, en aquel momento parte del Imperio Ruso pero hoy en día perteneciente a Ucrania.

Dentro de los revolucionarios la división histórica ha sido entre mencheviques (revolucionarios moderados) y los bolcheviques (aquellos que deseaban como fin último la dictadura del proletariado). Entre ambos grupos, Trotsky manifestó una afición con el primero pero luego pasó a formar parte del gobierno revolucionario llevado a cabo por los bolcheviques (donde se encontraba Lenin) y fue puesto a cargo del Ejército Rojo.

Los principales ideales del trotskismo

Desde comienzos de su vida política, Trotsky dio una imagen de ser una figura rebelde e intransigente, leal a sus convicciones e incapaz de traicionarlas ni siquiera en pos de un gobierno. Así es que con el tiempo, cuando la Revolución Rusa cayó en manos de Stalin y su autoritarismo, Trotsky debió exiliarse y fue históricamente perseguido para finalmente ser asesinado en México en 1940.

Trotsky defendía la idea de una revolución permanente, a la que no había que abandonar en la lucha ni aún habiendo llegado el grupo de revolucionarios al poder. Esto chocó históricamente con la concepción que del poder tenía Yosef Stalin, quien para muchos utilizó el gobierno de los soviets para su beneficio personal. Así es que desarrolló el concepto de 'revolución permanente', algo que se oponía a la idea de que el gobierno por sí mismo aseguraría el éxito. Para Trotsky fue desesperante ver cómo el proletariado soviético no estaba preparado para llevar a cabo una revolución debido en parte a su escasez en un país pobremente industrializado pero además por su limitada politización. Para eso proponía la unión internacional de todos los proletarios europeos y posteriormente del mundo.

El trotskismo en el juego actual de la política

En la mayoría de los países con una fuerte tradición de políticos de izquierda encontramos una rama de trotskismo que defiende los presupuestos del proletariado internacional por sobre los nacionales. Así, para el trotskismo es imposible pensar a los trabajadores en términos de una nacionalidad (por ejemplo, los trabajadores argentinos) sino que se unen todos en un cuerpo solo ya que cuentan con elementos en común que no tiene un trabajador con un capitalista ni aunque sea de su mismo país. El trotskismo no reivindica símbolos ni valores nacionalistas (por eso no usan nunca las banderas ni símbolos patrios locales) sino que defiende los símbolos de la lucha obrera y las banderas rojas.

Imagen: Fotolia. pedrosala

Definición Siguiente >>