Definición de Trueque

Desde comienzos de la historia, el ser humano ha desarrollado numerosas actividades que le han brindado la posibilidad de subsistir de acuerdo a los recursos y opciones que se encuentra en el espacio donde se vive. La agricultura o la ganadería han sido elementales para poder generar alimentos pero también han sido muy importantes el comercio y el trueque, actividades que nos permitieron ponernos en contacto con otras sociedades.

La primer forma de intercambio humano

Cuando las primeras sociedades humanas comenzaron a desarrollarse, el intercambio entre las más cercanas se volvió necesario para poder complementar lo que faltaba o no se podía conseguir en determinada región al mismo tiempo que de ese modo se podía cambiar lo que sobraba o no se iba a consumir.

Esta actividad se desarrolló casi espontáneamente al calcular qué valor o utilidad tenían determinados productos en cada comunidad y encontrándoles un equivalente. Así, una vaca podía intercambiarse por varias cestas de hortalizas ya que el animal puede tener mayor valor que una sola verdura. Esto se conoció como trueque, aquella actividad en la que el intercambio se da sin intermedio del uso del dinero, sino que se construye con productos que se estiman en valores similares.

Las diferencias con el comercio tradicional

No se sabe a ciencia cierta cuál fue el primer intercambio que se realizó con valores monetarios como monedas o billetes. Lo que sí se conoce es que ya en algunas comunidades de la Antigüedad se fue desarrollando lentamente la idea de que contar con un elemento que sirviera para ser intercambiado por diferentes cosas y que mantuviera el valor ampliaba mucho más las posibilidades de consumo. De este modo, una moneda de determinado peso podía valer lo mismo que una vaca o que las muchas cestas de hortalizas y uno podía conseguir cualquier producto sin tener que contar con objetos concretos en sí mismos.

Esta noción, opuesta a la del trueque, es la que hoy tenemos cuando utilizamos dinero para ser intercambiado por productos. Al dedicarnos a actividades y oficios cada vez más específicos, no cualquiera de nosotros posee vacas o alimentos o productos que puedan ser interesantes, pero sí dinero en efectivo.

Las crisis económicas y su efecto sobre las economías personales

En numerosas ocasiones o situaciones de crisis en algunas partes del mundo, las sociedades han recurrido espontáneamente a actividades de trueque que les permitan salir adelante frente a la dureza de las condiciones económicas. Así, se establecen ferias o espacios a donde las personas que tal vez están sin trabajo o sin un empleo fijo y seguro, pueden acercarse a intercambiar productos que puedan tener o conseguir por aquello que necesiten.

Imagen: Fotolia. kuco

Definición Siguiente >>